Suspenden dos años a entrenador por agredir a jugadora rival

Paul Mayorga, ex entrenador del Moravia, fue suspendido por dos años después de agredir a una jugadora del equipo rival en la final de la liga femenil de Costa Rica 

Paul Mayorga, entrenador suspendido por agredir a una futbolista contraria
Paul Mayorga, entrenador suspendido por agredir a una futbolista contraria (Adrián Soto)

Ciudad de México

La Liga de Futbol Femenino de Costa Rica suspendió por dos años al entrenador Paul Mayorga por agredir el pasado domingo a una futbolista de un equipo rival mientras ella celebraba un título.

La decisión de La Asociación Deportiva Liga de Futbol Femenino (Adelife), tomada la noche del martes, indica que a Mayorga se le "aplican 24 meses de castigo para no participar y dirigir en el futbol femenino".

Mayorga fue sancionado por "las agresiones físicas y de palabras, así como por su comportamiento en el campo de juego, durante el partido, descanso del mismo y al terminar", señala la resolución publicada hoy por la prensa local.

Mayorga tiene una semana para apelar la sanción.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo en la final de la liga femenina, que fue ganada por el Saprissa ante el Moravia, que dirige Mayorga.

Según imágenes que difundió el Canal 7 de la televisión, cuando el Saprissa celebraba el título, Mayorga aparentemente lanzó una patada a la jugadora Ivonne Rodríguez, que corría delante de él y que, tras el golpe, cayó al suelo.

El entrenador pidió disculpas en una conferencia de prensa el mismo domingo, en la que dijo sentirse "mal" y que se trató de "un reflejo involuntario" al "calor del partido".

Sin embargo, un día después afirmó que la futbolista tropezó con su pie.

Mayorga también es entrenador de porteros del equipo masculino Alajuelense, de la primera división del futbol de Costa Rica, cuya directiva decidió aplicarle una suspensión indefinida mientras se investiga el caso.

El pasado lunes, el Saprissa criticó duramente, por medio de un comunicado, el comportamiento de Mayorga, al considerarlo "indignante, inaceptable y vergonzoso", y exigió "las máximas sanciones que el ordenamiento jurídico deportivo y nacional establece para estos casos".