Santos de Brasil pide sanciones por insultos racistas

El arquero del peixe fue blanco de insultos discriminatorios en el partido de la Copa de Brasil, que su escuadra disputó ante el Gremio de Porto Alegre

Mário Lúcio Duarte Costa, portero del Santos de Brasil
Mário Lúcio Duarte Costa, portero del Santos de Brasil (Especial)

RÍO DE JANEIRO, Brasil

El Santos brasileño anunció hoy que adoptará las "medidas necesarias" para que no queden impunes los insultos racistas proferidos por un grupo de aficionados del Gremio contra su portero, Mário Lúcio Duarte Costa 'Aranha', durante un partido de la Copa de Brasil disputado en la noche del jueves.

El anuncio fue hecho en un comunicado divulgado por el club de la ciudad portuaria de Santos y en el que relata el nuevo incidente racista en el fútbol brasileño.

En el minuto 88 del partido en que el Gremio recibió al Santos por la segunda competición en importancia de Brasil algunos aficionados del equipo local empezaron a realizar insultos racistas contra el guardameta santista y éste solicito al árbitro, Wilton Pereira Sampaio, que se detuviese el encuentro pero el central decidió continuar con el compromiso.

Los cánticos fueron grabados por el canal de televisión que retransmitía el partido, que llegó a enfocar a algunos de los responsables, entre los cuales una aficionada que le grita "mono" al guardameta, y las imágenes fueron divulgadas este viernes por varios canales.

"Me dijeron "negro maloliente", "vuelve a casa negro" y, después comenzaron a hacer ruidos de mono. Es difícil, nunca imaginé que pasaría por esto. Creo que es importante registrar lo que pasó aquí. También sé que no representan a la afición del Gremio", dijo Aranha al finalizar el encuentro.

El comunicado divulgado por el conjunto paulista incluye una carta en la que Aranha expresó su "profunda decepción" por lo ocurrido e indicó que es necesario que este tipo de actitudes racistas sean suprimidas para evolucionar como sociedad.

El Gremio también emitió un comunicado en el cual asegura que repudia "cualquier tipo de acto racista" y se solidarizó con el portero del Santos.

Según la nota emitida en la página oficial del equipo, el Departamento Jurídico de la entidad está intentando identificar a los aficionados que profirieron los insultos y, en caso de que sean socios del club, se les expulsará y prohibirá la entrada al estadio.

Para denunciar lo sucedido el Santos revivió el hastag #RacismoNão, utilizado en la red social Twitter hace menos de un año cuando tuvo lugar otro acto de insultos racistas contra el centrocampista del Santos Marcos Arouca da Silva 'Arouca'. 

LA REACCIÓN FÚRICA DEL PORTERO TRAS RECIBIR LOS INSULTOS