Maradona, 54 años de leyenda

Odiado o amado, así de contrastante ha sido la carrera de Diego Armando, campeón del mundo, que hoy cumple años

Maradona levantando la Copa del Mundo en México 86
Maradona levantando la Copa del Mundo en México 86 (Foto Especial)

Maradona, el futbolista argentino nacido en 1961 en Buenos Aires, es un referente histórico del futbol mundial. Basta recordar su trayectoria para reafirmar su calidad como el número uno de todos los tiempos, para algunos trono compartido con el brasileño Pelé, para otros el único, el más grande, simplemente Diego.

El polémico ex futbolista se ha visto acompañado a lo largo de su vida por una serie de escándalos que no han logrado opacar sus grandes logros en el campo, la devoción que siente Argentina por él es tan grande que existe una iglesia Maradoniana, en la que uno de sus mandamientos es "Llevar Diego como segundo nombre y ponérselo a tu hijo".

Argentinos Juniors, Boca Juniors, Barcelona, Sevilla, Newell's Old Boy y cuatro mundiales, resumen su enorme trayectoria; un fracaso como Director Técnico con la albiceleste, drogas, problemas de salud, altercados acompañados del alcohol son el gran contraste a su genialidad en el campo.

LA LEYENDA

La carrera de Diego se remonta a ‘Las Cebollitas’, equipo dirigido por su padre donde rápidamente brilló su talento, lo que le valió un contrato con Argentinos Juniors, equipo donde debutó antes de cumplir 16 años, no logró ser campeón pero si algunos títulos de goleo. Su primer logró internacional llegó en 1979 cuando se coronó por primera vez campeón del mundo en el Mundial juvenil de Japón.

El balón de oro en Japón 1979 fue fichado por uno de los clubes más grandes en el balompié argentino, Boca Juniors. Logró un campeonato en Boca y entonces emigró a Europa, al FC Barcelona.

Su fichaje rompió récord en aquella época, los catalanes pagaron 1.2 millones de pesetas (7.2 millones de euros) por el argentino, cifra estratosférica en 1982. Con Barcelona, consiguió  tres títulos; Liga y Copa en 1983 y Supercopa en 1984. 

Sin embargo, las glorias más grandes de Diego en Europa las vivió en Italia, la afición del Nápoles mantiene al 10 argentino como su máxima figura y no es para menos. Durante su estancia consiguieron dos campeonatos de Liga 1987 y 1990, una copa de la UEFA en 1989 y la Supercopa italiana en 1991.

Cuatro Mundiales son los que disputó el ‘Pelusa’; España 1982, México 1986, Italia 1990 y Estados Unidos 1994, siendo el disputado en tierra azteca el que lo convertiría en leyenda. La Copa del Mundo celebrada en México no sólo vio consolidarse a Diego como uno de los mejores al convertirse en campeón del mundo, también fue testigo de los dos goles más famosos en la historia del futbol ‘La mano de Dios’ y ‘El gol del siglo’.

La mano de Dios, así mismo lo autonombró el argentino al declarar al final del encuentro frente a Inglaterra que él no había metido la mano al disputar el balón con Peter Shilton, que había sido ‘la mano de Dios’. 

En el mismo encuentro, el 10 marcó un gol en el que tomó el balón a media cancha y desparramó uno a uno a los jugadores ingleses para mandar el esférico al fondo de las redes.

Argentina derrotó 2-1 a los ingleses y se clasificaron a las semifinales, derrotaron a Bélgica y se proclamaron campeones frente a Alemania. A pesar de jugar dos Mundiales más, Maradona no logró brillar una vez más en competencias internacionales.

EL ESCÁNDALO

La carrera de Maradona terminó debido a su conocida adicción a la cocaína. En 1991 el argentino falló por primera vez un control antidopaje que le valió una suspensión de 15 meses. Además, en ese mismo año la policía encontró droga en un su departamento en Buenos Aires, por lo que no fue arrestado pero sí obligado a someterse a tratamiento.

Para 1994, durante el Mundial de Estados Unidos el argentino nuevamente saldría positvo, ahora por efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina, otros 15 meses fuera y tuvo que abandonar la concentración. Durante el mismo año el argentino agredió a un grupo de periodistas con un rifle de aire comprimido lo que le valió dos años de prisión.

Ademas, la vida de Diego se ha visto marcada por múltiples escándalos en su vida personal como la de su hijo Diego Maradona Sinagra que le costó múltiples demandas para reconocer la paternidad. O la más reciente, el video que ha circulado en redes sociales en el que aparece golpeando a su novia.

La calidad en el terreno de juego por parte de Maradona no dejan ninguna duda, el argentino es un ícono que llegó incluso a ser Director Técnico de la albiceleste, a pesar de tener ningún logro importante, Maradona es y será por siempre un ícono del futbol argentino y mundial.