Calabozos y dragones

Pese a no saber su futuro, Javier Hernández podría empezar hoy con el Manchester United ante el Swansea City, en el arranque de la Liga Premier

'Chicharito' en el primer encuentro de la Premier League
'Chicharito' en el primer encuentro de la Premier League (AFP)

Ciudad de México

Seis meses más al calabozo, la posición de Javier Hernández en el Manchester United sigue siendo sombría. No pasa de la húmeda banca de Old Traford y con Van Gaal, quizá no llegue ni a la grada. Media temporada es el plazo que parece haberle dado el técnico holandés al Chicharito para colocarse en el mercado invernal. Más que oportunidad parece un ultimátum. De aquí a enero jugará algunos minutos, entrará de cambio y marcará algún gol. Nada que el entrenador no sepa. Lo mejor de Hernández ya lo hemos visto, su repertorio se agotó. Tiene contrato y económicamente le conviene respetarlo, no tiene prisa, lo peor ha pasado ya.

Previo al Mundial se comió un año sentado y sigue aquí, siendo jugador del United. A favor de Hernández está la tribuna. No hay en todo Manchester un fanático que le recrimine algo. Todo lo contrario. El mexicano es uno de los amuletos favoritos del aficionado. Es un jugador respetable. Por su entrega, su capacidad para hacer grupo, su valor para guardar silencio en momentos críticos y por la lealtad que sigue mostrando al club.

LA DEUDA DE LA PREMIER

La Premier League sigue siendo la Liga más cara del planeta, en conjunto sus clubes gastan más que cualquier otra. Sin embargo, tiene una deuda pendiente con Europa de la que ha sido desplazada por alemanes y españoles.

Esta temporada han vuelto a reforzarse los grandes clásicos ingleses encabezados por el Chelsea. Mourinho se compró a Diego Costa en 38 millones y a Cesc Fábregas en 35. Probablemente las dos contrataciones más espectaculares del campeonato. Costa llamado a ser el nuevo Drogba y Fábregas el sustituto del viejo Lampard, completan uno de los equipos mejor armados de Europa que dejó salir a jugadores como David Luiz, Cole y el mencionado Lampard. El Chelsea cierra la nómina con Filipe Luis y Courtois en puestos clave.

Con dos títulos en los últimos tres años, el City será el principal perseguidor del nuevo Chelsea. Pellegrini apuntaló un equipo que falló en Champions, pero que se mantuvo firme en Premier. Mangala el central más caro en la historia de la Liga; Fernando, Willy Caballero, Sagna y el repescado veterano Lampard hacen del City un cuadro más robusto que la campaña anterior. Es sin ninguna duda candidato a todo. Después de una dolorosa caída en

las ultimas jornadas, el Liverpool encara la temporada pensando en Champions. Perdió a Luis Suárez, pero a cambio recibió costales de euros con los que pudo salir al mercado como hace tiempo no lo hacía. Liverpool es otro de los grandes equipos británicos que cada año luchan contra una fuerte deuda. A Sturridge y Sterling, sus grandes joyas, se suman Lallana, Lovren y Markovic, entre otros futbolistas que sin ser ninguna maravilla, forman un equipo más competitivo que en el pasado.

El Arsenal es el siguiente en la lista de promesas incumplidas. Cada año se dice lo mismo acerca de este equipo y cada año sucede lo mismo. Wenger, el último druida tras el retiro de Ferguson, vuelve a fichar un jugador insignia alrededor del cual formar el cuadro. Hace un año fue Özil ahora es Alexis Sánchez. El chileno aporta la garra que al Arsenal le falta para ganar partidos a cara de perro. Esos que no disfruta Wenger. Junto a Wilshere, Ramsey, Özil y Walcott, Alexis y los recién llegados Debushy, Chambers, y Ospina, hacen del Arsenal un cuadro más serio. Conserva los matices de siempre, pero esta vez parece que tiene más músculo.

Al margen de la incómoda situación entre Chicharito y Louis van Gaal, el holandés representa la gran transición post Ferguson. Es el primer entrenador que el club contrata, porque David Moyes, había sido elegido por Sir Alex. Casi un decreto. Con Van Gaal la ruptura es evidente, este cuadro es suyo. Por ahora han llegado Ander Herrera y Luke Shaw, parece poco, pero en realidad la mejor contratación del United se llama Louis van Gaal, el gran dragón, que cuenta con Van Persie y Rooney para sacaradelante un equipo que esta campaña no tiene obligaciones en Europa.