Málaga gana el Trofeo Costa del Sol; Ochoa ni a la banca

El arquero de la selección mexicana no estuvo ni en el banquillo de suplentes, en el Trofeo de la Costa del Sol que conquistó el cuadro malagueño; el cuadro catarí no pudo responder ante los embates de la oncena española

Málaga se quedó con el trofeo Costa del Sol
Málaga se quedó con el trofeo Costa del Sol (EFE)

MÁLAGA, España

 El Málaga logró imponerse en la trigésima primera edición del trofeo Costa del Sol al ganar al Lekhwiya, Campeón de Catar, por 2-0, en un encuentro donde los malaguistas dispusieron de numerosas ocasiones, algunas veces desbaratadas por el guardameta Lecomte, soberbio, y otras por la falta de puntería.

El equipo malagueño siempre llevó la iniciativa, con el centrocampista portugués Sergio Paulo Barbosa 'Duda', como organizador, con dos puntas, el croata Duje Cop y el brasileño Charles Dias y con el holandés Nordin Amrabat, pegado a la banda.

La primera ocasión malaguista llegó en el minuto 12 con un pase de Charles al que Cop no llegó por centímetros. El equipo qatarí tocaba bien el balón, pero tenía muchas dificultades para llegar al área rival.

Duda, con un disparo dentro del área grande pudo desnivelar el marcador, pero se marchó fuera. A continuación el centrocampista José Recio, se topó con el guardameta Lecomte.

El primer acercamiento con peligro del Lekhwiya fue por mediación de Msakni, que llegó hasta el punto de penalti y quiso sorprender al guardameta Kameni, con una vaselina. Fue en el minuto 28.

El Málaga jugaba mejor, algo espeso en la movilidad del balón, pero con más calidad que su rival. El único gol del encuentro en la primera parte llegó tras rematar de cabeza al poste 'Duda' y el rechace lo aprovechó Charles para batir por bajo a Lecomte en el minuto 30.

Antes del minuto 45, el coreano Tae Hee, pudo empatar con un lanzamiento de falta, que rozó el poste derecho.

No cambió excesivamente el decorado en la segunda parte con el mando del equipo local, pero que no se tradujo en gol, a pesar de las ocasiones de Recio, Duda, Amrabat y Charles, donde el guardameta Lecomte, fue el protagonista con excelentes intervenciones, sobre todo en las dos últimas acciones.

Pero el gol podía llegar en cualquier momento y lo hizo en el minuto 77, con un centro por la izquierda que rechazó el guardameta y el balón le llegó a uno de los fichajes de esta temporada, el centrocampista portugués Fabio Espinho, que con un disparo colocado por la izquierda de la portería dio por sentenciado el encuentro.

El Málaga acabó los partidos de pretemporada y el 21 de agosto recibirá en el inicio de la Liga al Sevilla.