La MLS tendrá equipo en Minnesota

La MLS eligió a Minnesota para ser sede de una de las nuevas franquicias que comenzarán a jugar en 2018 con la esperanza de que antes se construya un estadio al aire libre para el club

MINNESOTA

Bill McGuire, el exdirectivo de una compañía de cuidado a la salud y propietario del United de Minnesota, club de la Liga Norteamericana de Fútbol de segunda división, ha reunido a un grupo de inversionistas entre los que están los propietarios de los Mellizos, de Grandes Ligas, y los Timberwolves, de la NBA.

Autoridades de la MLS participaron en una conferencia de prensa con McGuire y cientos de simpatizantes el miércoles en el Target Field, casa de los Mellizos. El lugar se encuentra a pocas cuadras del lugar propuesto para levantar un estadio con capacidad de 18.500 personas que costaría entre 100 y 200 millones de dólares.

"Es difícil no sentir humildad", dijo McGuire, un médico que se convirtió en director general de UnitedHealth Group antes de dejar el puesto en 2006 en medio del escándalo por compra de acciones con alteración de fechas de oferta que llevó a un acuerdo por 468 millones de dólares con la Comisión de Valores y Bolsas.

McGuire no dio detalles específicos sobre cómo se financiará el estadio, pero su grupo ha estado trabajando para tener un plan antes del 1 de julio. El sitio forma parte del vecindario North Loop que se encuentran en el extremo oeste del centro de la ciudad, cerca de un punto de transferencia de transporte público desde el que parten dos líneas de trenes y una de tren suburbano.

Entre el gobierno estatal y los ayuntamientos no hay interés en aportar recursos públicos para construir un estadio. En los últimos 15 años se han entregado cuantiosos subsidios de diversas formas para equipos deportivos como el Wild de la NHL y el equipo de fútbol americano de la Universidad de Minnesota pese a la férrea oposición de políticos y ciudadanos. El lunes, el gobernador Mark Dayton dijo que no habría fondos públicos para la construcción de un estadio de fútbol.