El fútbol se consolida en la afición de Estados Unidos

Estados Unidos, el segundo país con más futbolistas en el mundo, se ha convertido en un atrayente mercado para las agencias de marketing, televisoras y figuras de renombre, debido a la excelente organización

Eufóricos aficionados del Columbus Crew
Eufóricos aficionados del Columbus Crew (Reuters)

El llamado 'deporte rey' pasó de ser conocido como soccer a fútbol gracias a los logros de sus selecciones nacionales de hombres y mujeres en la última década, y a un modelo de desarrollo piramidal, sustentado por 24 millones de practicantes en todos los niveles (según datos de la FIFA), sólo detrás de China, que cuenta con 26 millones.

En la base de esta pirámide están los millones de niños y niñas que abarrotan los terrenos estadounidenses los fines de semana; en la punta las selecciones nacionales, y un escalón más abajo la Major League Soccer (MLS), la liga de fútbol profesional que hoy goza de buena salud financiera y técnica.


Beckham vende más que Pelé 


En la década de 1970 se intentó una liga profesional de fútbol en Estados Unidos, y aunque los organizadores contrataron a cracks como Pelé, Johan Cruyff, Franz Beckenbauer y George Best, resultó en un fracaso económico por carecer de un público conocedor y patrocinadores inteligentes.

La MLS tuvo su temporada inaugural en 1996 con 10 equipos y poco interés del público y los medios. Pero la nueva liga fue ganando adeptos en la medida que pasaron por ella figuras internacionales como el inglés David Beckham, los mexicanos Cuauhtémoc Blanco y Rafael Márquez, el francés Thierry Henry, el colombiano Juan Pablo Ángel y el argentino Guillermo Barros Schelotto.

Sin dudas, Beckham fue la figura que llevó a la MLS a un peldaño superior. El 'Spice Boy' fue contratado en 2007 por 250 millones de dólares por cinco temporadas con el club Los Ángeles Galaxy, convirtiéndose en el primer jugador franquicia en la historia de la MLS.

Esto sirvió de imán mercadotécnico para atraer a una nueva oleada de astros como el delantero italiano Sebastien Giovinco (Toronto FC), elegido el MVP (Jugador más Valioso) del campeonato de 2015; el español David 'Guaje' Villa (New York City FC), el inglés Steven Gerrard (LA Galaxy), el brasileño Kaká (Orlando City SC) y el marfileño Didier Drogba (Montreal), entre otros.

Con el tiempo, el fútbol estadounidense creó también sus propios héroes como Landon Donovan, el retirado goleador histórico de la MLS y la selección nacional, el mediocampista Michael Bradley (Toronto FC), los goleadores Clint Dempsey (Seattle Sounder FC) y Jozy Altidore, y el arquero Tim Howard.

La selección femenina de Estados Unidos goza de gran prestigio tras ganar tres Copas del Mundo y cuatro de las cinco medallas de oro olímpicas desde 1996, cuando se instaló el fútbol en los Juegos Olímpicos.

El equipo masculino tiene en su haber tres boletos a octavos de final en Copas del Mundo, incluido la última de Brasil-2014, y los cuartos de final de Japón/Corea del Sur 2002.


Temporada 2015 de emociones


La temporada regular de 2015 terminó con un nuevo campeón, los Portland Timbers, que vencieron a domicilio 2-1 al Columbus Crew y se convirtieron en el tercer equipo de expansión en ganar una final, ya que apenas en el 2011 debutaron en la Liga.

Ese fue el colofón de una campaña que tuvo asistencia promedio de 20.000 espectadores por partido, además de la mayor cobertura televisiva de la historia.

Hoy, el fútbol es el quinto deporte colectivo en preferencia de los aficionados americanos, detrás de las Grandes Ligas de béisbol, el Football Americano de la NFL, el básquetbol de la NBA y el hockey sobre hielo de la NHL.

Se espera que en los próximos tres años se incorporen nuevas franquicias en Atlanta, Minnesota, Los Angeles y Miami, si es que la ciudad le concede el permiso a Beckham para construir un nuevo estadio.


La Copa América Centenario


El reto más grande que tendrá el fútbol de Estados Unidos en 2016 será la organización de la Copa América Centenario.

En medio del descabezamiento que ha sufrido el fútbol mundial -y especialmente en Centro y Sudamérica- a raíz de las denuncias por corrupción en el seno de la FIFA, el torneo se ha visto amenazado varias veces, pero la Federación de Fútbol de Estados Unidos (US Soccer) ha señalado que no peligra su realización.

La Copa América Centenario la disputarán 16 selecciones del continente del 3 al 26 de junio, y se jugará en 10 ciudades de Estados Unidos.