Liverpool - Manchester City, final de Copa de la Liga en Wembley

Manchester City derrotó este miércoles al Everton (3-1) en el encuentro de vuelta de la segunda semifinal de la Copa de la Liga y se medirá el próximo 28 de febrero en Wembley en la final con el Liverpool, que el martes superó al Stoke

Liverpool y Manchester City disputarán la final en Wembley
Liverpool y Manchester City disputarán la final en Wembley (Reuters )

El 'Kun' Agüero evitó la prórroga con el tercer gol de su equipo a falta de poco menos de un cuarto de hora para el final con un magistral cabezazo desde el corazón del área.

"Estoy muy contento, sobre todo porque merecimos claramente el pase a la final", dijo Pellegrini al término del encuentro a la cadena británica Sky Sports.

"En la ida perdimos en Liverpool y no lo merecimos. Aquí hoy le dimos dos veces al palo y el Everton solo tuvo una ocasión de gol, en la que marcaron", continuó.

"Lo importante era llegar a la final. Falta todavía un mes, en la que nos centraremos en la Premier League antes de empezar a preparar la final. Estamos muy cerca y somos optimistas de que vamos a volver a Manchester con un título", reconoció el chileno.

"Para cualquier equipo es importante ganar un trofeo en febrero, sobre todo si juegas otras competiciones, como es nuestro caso con la Premier y la Liga de Campeones. Ganar daría mucha confianza al grupo", sostuvo Pellegrini.

El martes, el Liverpool reservó el primero de los dos billetes para la final después de imponerse por penaltis (6-5) al combativo Stoke City.

Lograron rehacerse los 'Potters' de la derrota en casa en el encuentro de ida (0-1) para imponerse en Anfield por idéntico resultado (0-1, gol de Marko Arnautovic) y llevar el partido a los lanzamientos desde los doce pasos.

Estuvieron más acertados desde el punto de penalti los 'Reds', que aferrados a un gran Simon Mignolet consiguieron sellar su pase a la ansiada final, la primera desde la llegada del carismático Jürgen Klopp al banquillo.

"Ha sido magnífico. El ambiente fue verdaderamente especial. Mi equipo hizo un gran partido ante un conjunto al que es muy complicado jugarle", dijo el preparador alemán al término del encuentro.

"Cambiaron su estilo para el encuentro de hoy (ayer). Jugaban directamente desde su portero a su delantero, lo que hizo que nos resultada difícil defenderlos. Tuvimos algunos problemas, pero ellos no gozaron casi de ocasiones de gol", añadió Klopp.

"Su gol fue en fuera de juego, pero al final nosotros tuvimos suerte en los penaltis. Creo que, después de 120 minutos, el Liverpool mereció pasar", explicó.

Manchester City y Liverpool se verán las caras en la final de la Capital One Cup el 28 de febrero en el estadio londinense de Wembley.

"Wembley es un sitio maravilloso para jugar al fútbol. Pero nosotros vamos allí a ganar, no a perder, eso no es divertido", aseguró Klopp.