Pide Fiscal 18 meses de cárcel para el padre de Messi

La Fiscalía de Barcelona decidió no acusar al futbolista de evasión fiscal en 2007, 2008 y 2009, por un total de 4.1 millones de euros, pero pide 18 meses de prisión para su padre.

Lionel Messi, jugador del Barcelona
Lionel Messi, jugador del Barcelona (EFE )

MADRID, España

La Fiscalía de Barcelona finalmente resolvió no acusar al futbolista del FC Barcelona Lionel Messi de fraude fiscal, en la gestión de sus derechos de imagen, pero sí a su padre, Jorge Horacio Messi, para quien pide año y medio de cárcel.

Se le acusa de tres casos de evasión fiscal contra la Hacienda Pública, con el Impuesto sobre la renta de personas físicas (IRPF) de los años 2007, 2008 y 2009, por un total de 4.1 millones de euros; además, le pide pagar una multa de dos millones de euros.

En su escrito de acusación, la Fiscalía concluye que, por su edad y por su vinculación con su padre, era éste quien tutelaba sus intereses económicos y llevaba "el control de las obligaciones tributarias".

"No resulta acreditado que su desconocimiento fuese intencionado o buscado de propósito para defraudar a la Hacienda Pública", organismo que sí ha pedido que se cite al jugador argentino en el juicio como testigo; aun así, falta todavía saber si el escrito de acusación de la Abogacía del Estado pide que vaya a juicio como acusado.

No obstante, Messi se podría sentarse en el banquillo, ya que la Abogacía del Estado considera que cometió el delito y le podría pedir una pena de prisión. En junio pasado, la Audiencia de Barcelona rechazó el recurso presentado por los acusados contra esta decisión del juzgado de procesarlos por presuntamente defraudar 4.1 millones de euros.

Para ello, la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que ejercen de acusaciones, creen que Messi y su padre emplearon sociedades ficticias y de nula actividad domiciliadas en Uruguay, Belice, Suiza y Reino Unido para pagar menos impuestos.

En su declaración en el juzgado Messi aseguró que desconocía qué se hacía con la gestión de su patrimonio. Pese a esto, la Audiencia de Barcelona destacó que la ignorancia del delito "no debe conllevar la impunidad de quien se sirve de otros para que sean estos quienes diseñen y organicen una estructura favorecedora de situaciones que permitan la defraudación".

Además, los magistrados –según el diario El Mundo- sospechan que el jugador estaría al corriente del supuesto fraude ya que era el único socio y administrador de la sociedad utilizada para la presunta defraudación.

En cualquier caso, el tribunal consideró que esta empresa, domiciliada en un paraíso fiscal, firmaba contratos relativos a patrocinio y patrocinios en los que Messi debía intervenir en ocasiones en la doble condición de administrador y futbolista.