Lionel Messi, con el don de Einstein

Desde muy temprana edad, se dice que el delantero argentino fue diagnosticado con síndrome de asperger, un trastorno que es conocido como la 'fábrica de genios'

Lionel Messi
Lionel Messi (Reuters )

Ciudad de México

Lionel Messi, delantero del Barcelona, cinco veces ganador del Balón de Oro desde muy temprana edad fue diagnosticado con el Síndrome de Asperger (trastorno neurobiológico que forma parte de un grupo de afecciones denominadas trastornos del espectro autista).

Este trastorno tiene una serie de patrones en la cual la persona que padece este nivel de autismo presenta dificultades en su entorno social; este síndrome también es conocido como la 'fábrica de genios'.

El Diario do centro do mundo, de origen brasileño, publicó que el padecimiento del atacante no ha sido cuestionado, ya que familiares, amigos y gente que lo rodea, han tratado de no hablar mucho del tema para protegerlo.

A pesar de ello, su comportamiento dentro y fuera de la cancha hace suponer que el jugador de la selección argentina presenta síntomas relacionados con el Asperger.

Algunos síntomas del trastorno del espectro autista:

  • Deterioro de la actividad social
  • Dificultades de comunicación
  • Conductas repetitivas y estereotipadas

El comportamiento de Messi en algunas entrevistas al término de un partido demuestra actitudes que coinciden con los síntomas del trastorno.

 “Messi siempre hace los mismos movimientos: casi siempre cae a la derecha, regatea de la misma manera y con frecuencia define del mismo modo, típica de él”, dice Vitulli para el periódico brasileño, quien jugó al futbol y que estuvo cerca de ser jugador profesional. Explica que, gracias a la extraordinaria memoria que tienen los autistas, Messi probablemente tendrán que saber todos los movimientos que se pueden producir, por ejemplo, el momento de acabar en gol. "Es como si él previera los movimientos del portero. Él sólo repite un patrón familiar. Cuando él entra en el área, sabemos qué va a hacer un gol. Y celebra con la típica sonrisa: cumplió su misión y se alivia".

En 2013, el ex delantero brasileño compartió a través de Twitter que el 10 culé padece “un leve autismo”, don, según Romario, que también presentó el físico alemán, Albert Einstein.

“Newton y Einstein también tenían cierto nivel de autismo. Espero que, como ellos, Messi se supere cada día y siga demostrándonos ese bello futbol".