La Liga Premier niega acto sexista

Miembros de la liga inglesa negarón algún castigo en contra e director ejecutivo Richard Scudamore, quien fue acusado de enviar mensajes sexistas contra su asistente

Richard Scudamore, director ejecutivo de la Liga Premier
Richard Scudamore, director ejecutivo de la Liga Premier (Reuters )

LONDRES, Inglaterra

La Premier League rechazó hoy imponer medidas disciplinariascontra su director ejecutivo, el británico Richard Scudamore, por haber enviadomensajes "inapropiados" en los que utilizaba lenguaje sexista.

Tras una reunión del comité de Auditorias y Retribucionesdel organismo, en el que están representados los clubes de la primera divisióninglesa, la Premierinformó a través de un comunicado de que no planea sancionar a Scudamore.

"En estas circunstancias, y a la luz de un expedienteinmaculado durante los últimos 15 años al servicio de la Premier League, losclubes han resuelto unánimemente que no se requieren ni están justificadasmedidas disciplinarias", afirmó en la nota el presidente en funciones delorganismo, Peter McCormick.

El tabloide "Daily Mirror" publicó la semanapasada mensajes privados de Scudamore que filtró su exasistente personal en losque el directivo se burlaba de la "irracionalidad femenina", entreotras afirmaciones.

La polémica sobre el contenido de los correos electrónicosde Scudamore llevó al presidente de la Federación inglesa (FA), Greg Dyke, a calificarel comportamiento del director ejecutivo como "totalmenteinadecuado".

Heather Rabatts, directiva de la Federación, reclamó porsu parte la dimisión de Scudamore por fomentar una "cultura cerrada desexismo".

El director ejecutivo de la Premier, por su parte,reiteró hoy sus excusas por haber escrito esos correos.

"Haber entrado en intercambios de mensajes de esanaturaleza fue un error y las disculpas que he pedido son sinceras, comotambién lo es el arrepentimiento que siento", dijo Scudamore.

"Esos intercambios no reflejan mis puntos de vistasobre la mujer en el futbol, en el ambiente laboral ni en general. Es algo quenunca se repetirá", afirmó el responsable de la liga inglesa.