Koke, la piedra filosofal del Atlético de Madrid

Formado en la cantera rojiblanca del equipo, Resurrección es el heredero de viejas glorias y nuevas responsabilidades del cuadro del Manzanares; está llamado a ser ídolo

CIUDAD DE MÉXICO

Apenas cuenta con 22 años, pero se mueve en el terreno de juego como si tuviera la cantidad de sus primaveras pisando las canchas del futbol. Jorge Resurrección Merodio, su nombre; Koke, su apodo, como mejor le conocen. Es la renovación en el mediocampo de la selección española, el futuro del cuadro que ahora dirige Vicente del Bosque y el presente a todo color de un Atlético de Madrid alegre, pundonoroso y ganador, que no solo es protagonista en la Liga ibérica, también en la Champions League, donde es semifinalista.

Debutó con 16 en el Primer Equipo rojiblanco -2009-10- y desde entonces, su currículum se ha engrosado progresivamente. Ya cuenta con una Copa del Rey, una Europa League y una Supercopa de Europa conquistadas con el uniforme de su alma mater.  Aunque su talento difícilmente tendrá cabida en la lista de elegidos para jugar con España el Mundial de Brasil, Koke cuenta con experiencia en casi todos los combinados ibéricos. Pasó por todos los procesos previos antes de debutar con la mayor: brilló intensamente con la Sub-17, Sub 19, Sub-20, Sub-21 y no quedó a deber con el cuadro olímpico en el 2012. 

Atlético de Madrid es líder de la liga española con 82 unidades



Resurrección es inamovible para Diego Simeone. Para el Cholo, hablar de Koke es nombrar de uno de los mejores de su plantilla: “Es un jugador extraordinario; él sube, caza, cubre y a veces, también marca. Es un todoterreno, un tipo completísimo, que es de casa, que siente los colores de este equipo, que le quiere y le respeta”, comentó el timonel del cuadro colchonero en noviembre pasado para Diario Marca. Las palabras del estratega avalan las actuaciones de su distinguido pupilo y este responde con solvencia, balones recuperados y pases precisos en el rectángulo verde.  

Pretendido por varios de clubes de los llamados grandes en el Viejo Continente, el volante del Atleti profesa un cariño incomparable para la que describe como su casa y del equipo que “nunca” quisiera irse; la clausula de recisión es alta, mucho, pero más de uno preguntará por él en el siguiente mercado de traspasos, en el verano: “Cuando te formas en el Atlético es difícil que no sientas un cariño especial por todo lo que representa este club. Le debo todo y apenas mi carrera empieza, por eso no me gusta hablar del futuro. Y pase lo que pase, siempre portaré orgulloso esta playera, esté o no esté aquí”, confesó el mediocampista a AS en 2012.

Títulos en pugna

Con la serie semifinal de la Champions League, ante el Chelsea, muy cerca de disputarse, y con la Liga a punto de definirse y de culminar (restan cinco fechas), los reflectores apuntan directo a las piezas claves del cuadro rojiblanco que comanda Simeone, y pese a que su labor no es tan espectacular y vistosa como la del goleador Diego Costa, Koke sueña con levantar ambos cetros, tal y como lo han hecho sus máximos referentes: Xavi Hernández y Andrés Iniesta,  ambos, culés.

“Sería extraordinario ganar todo por lo que competimos, pero es como dice el míster (entrenador), vamos juego a juego, esperando que los resultados se nos den en el campo y no pensamos en otra cosa. Nos equivocaríamos si quisiéramos adelantarnos a los hechos. Vivimos el día a día y yo lo disfruto”, externó a principios de abril en rueda de prensa el juvenil futbolista.