Justino calmará las aguas en Concacaf

El presidente de la Federación Mexicana de Futbol fue designado para ser parte de un comité de evaluación de todas las operaciones comerciales de CONCACAF 

Justino Compeán, presidente FMF
Justino Compeán (Santiago Chaparro)

CIUDAD DE MÉXICO

La CONCACAF despidió el jueves a su presidente Jeffrey Webb, al líder del fútbol costarricense Eduardo Li y otorgó una licencia al secretario general Enrique Sanz a raíz de la investigación del gobierno estadounidense por corrupción en el fútbol.

Webb y Li fueron arrestados el miércoles en Zúrich como parte de la pesquisa. Sanz no es mencionado por nombre en la acusación del Departamento de Justicia estadounidense, pero su descripción coincide con la de un "co-conspirador" involucrado en sobornos en la época que era vicepresidente de la firma de marketing deportivo Traffic USA.

Li era el candidato de la CONCACAF a integrar el comité ejecutivo de la FIFA.

El hondureño Alfredo Hawit asumió la presidencia del organismo rector del fútbol en Norte, Centroamérica y el Caribe, y el estadounidense Ted Howard reemplazó al colombiano Sanz en las funciones administrativas, informó la CONCACAF en un comunicado.

Además, el comité ejecutivo anunció la creación de un comité especial integrado por los líderes de las federaciones de México, Estados Unidos y Canadá —Justino Compeán, Sunil Gulati y Victor Montagliani, respectivamente— para "evaluar y sustentar todas las operaciones de negocios de la Confederación a raíz de las acusaciones contra ciertos miembros de la FIFA y la CONCACAF".

"Estamos muy desilusionados por las acusaciones de las autoridades y, de nuevo, la CONCACAF ha sido víctima de fraude", dijo Hawit, líder de la federación hondureña. "Tomamos los pasos apropiados para continuar con nuestras operaciones y cumplir con nuestros compromisos con nuestros constituyentes, incluyendo nuestros fanáticos, miembros, al igual que los socios comerciales y televisivos".

Agregó que el organismo coopera con las investigaciones de las autoridades.