Bartomeu, Rosell y el Barcelona, al banquillo

Tanto el club como su actual presidente y ex presidente, deberán responder por el presunto delito de fraude fiscal en el fichaje del brasileño Neymar



Bartomeu (derecha) y Rosell podrían ir a prisión por presunto fraude en el fichaje de Neymar
Bartomeu (derecha) y Rosell podrían ir a prisión por presunto fraude en el fichaje de Neymar (EFE)

Corresponsal / Madrid, España

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata dictó ayer un auto por el que abrió juicio oral contra el Presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep María Bartomeu, su antecesor, Sandro Rosell y al propio club y los envió al banquillo de los acusados por los delitos contra la Hacienda Pública y delito societario.

Esta es una de las primeras decisiones que adopta este magistrado tras su llegada al juzgado central de la Audiencia Nacional y se dio a conocer solo un día después de que el Barça lograra su pase la final de la Champions League.

A Rosell le imputa delito contra la Hacienda Pública por el ejercicio de 2011, el mismo delito por el ejercicio de 2013 y delito societario. A Bartomeu delito contra la Hacienda Pública por el ejercicio de 2014 y al fútbol Club Barcelona por delito contra la Hacienda Pública de los ejercicios de 2011, 2013 y 2014.

La Fiscalía pide que Bartomeu sea condenado a dos años y tres meses de cárcel y Rosell a siete años y medio, al tiempo que reclama que los dos mandatarios y el propio club abonen multas e indemnizaciones por responsabilidad civil que superan los 62.6 millones de euros.

El fiscal José Perals atribuye a Bartomeu un delito fiscal supuestamente cometido en 2014 y pide para él una multa de 3.8 millones de euros.

El magistrado asume la tesis de las acusaciones al afirmar que el contrato del astro brasileño superó los 80 millones de euros y que esta cifra se ocultó a la junta directiva que había acordado un plan de contención de gastos para la temporada del 2013 cuando aterrizó en el club Neymar.

Por ello, los dirigentes de la entidad idearon un plan para fraccionar los contratos del delantero y así poder reducir el pago de impuestos por esta relación laboral.

Según De la Mata, aparece indiciariamente acreditado que ambos conocían que en realidad el coste de la adquisición o fichaje de Neymar superaría la cifra de los 57.100.000, ocasionándose de este modo un perjuicio a la entidad, que seguía un plan estratégico de control de los gastos para reducir la deuda que tenía, “pese a lo cual Rosell, al mando nuevamente de las negociaciones con el jugador y su entorno familiar decidió abonar unas cantidades superiores tanto a Neymar Jr. como a su club de procedencia, el Santos”; unas cantidades que no se hicieron constar en las cuentas anuales que se presentaron en 2013, “a pesar de que procedían de la misma caja del club”.

El juez explica en su auto que ni el fiscal ni el abogado del Estado han solicitado en sus escritos de acusación ninguna medida para asegurar las posibles responsabilidades civiles que se pudieran imponer a Bartomeu y Rosell por lo que ha rechazado acordarlas.

Sin embargo, si ha optado por retener la cantidad consignada por la entidad blaugrana, para asegurar el pago de responsabilidades civiles.

Este caso, que desde ahora se supone que será uno de los más mediáticos del año, será enjuiciado por la sala penal de la Audiencia y no por el juez penal.

En relación con el FCB, el juez acuerda lo solicitado por la Abogacía del Estado que es retener la cantidad consignada por el club, para asegurar el pago de responsabilidades pecuniarias que pudieran fijarse en sentencia para la entidad.

A partir de este momento, las defensas disponen de 10 días para presentar sus correspondientes escritos de defensa.

El magistrado requiere también a la firma la empresa Deloitte para que identifique a los profesionales que realizaron las auditorías contables del club de las temporadas 2011/2012 y 2012/2013 a fin de que sean citados como testigos en el juicio.