Jugadores del Barcelona festejan "felices" una Liga "muy complicada"

Como la mayoría de sus compañeros, Mascherano evitó hablar del "triplete" y prefirió aludir a la Copa del rey, el próximo reto de los dirigidos por Luis Enrique

Jugadores y directivos del Barcelona celebraron el campeonato
Jugadores y directivos del Barcelona celebraron el campeonato (Tomada de Twitter)

BARCELONA, España

Más deseosos de festejar el recién conquistado título de la Liga española de fútbol que de explayarse ante los micrófonos, los jugadores delBarcelona coincidieron hoy en señalar la "felicidad" que les produjo ganar un campeonato que resultó "muy complicado".

"La sensación es de felicidad. La temporada fue larga, la Liga, muy complicada, estuvimos arriba y abajo y los 93 puntos, que nos son pocos, indican lo duro que ha sido", afirmó el argentino Javier Mascherano, una vez concluida la celebración en el vestuario del estadio Vicente Calderón.

"Todos los puntos conquistados, que aún pueden ser más, indican que hemos ganado en estadios complicados, como el de hoy y otros más, y que hemos sido los más regulares", prosiguió el internacional argentino.

Como la mayoría de sus compañeros, Mascherano evitó hablar del "triplete" y prefirió aludir a la Copa del rey, el próximo reto de los dirigidos por Luis Enrique, que dio fiesta a sus pupilos hasta el próximo jueves.

"Ahora, nos centraremos en la Copa, un trofeo que nos ilusiona muchísimo porque es un título muy lindo. Vamos a por ella ante un gran rival", señaló el argentino, que mostró su lado más emocional: "He disfrutado muchísimo en estos casi cinco años y he crecido muchísimo como jugador y como persona, que es lo más importante".

También el español Gerard Piqué se refirió a la Copa como siguiente objetivo, después de calificar este año como "fantástico".

"Tuvimos momentos buenos y malos, pero el equipo siempre dio la cara y el año ha sido fantástico", aseguró Piqué, uno de los jugadores que más destacó en lo que va de temporada.

"Ahora, tenemos que ir paso a paso. Primero, la final de Copa con un equipo que tiene una historia brutal y que nos tiene ganas. Luego, la Champions contra otro equipo histórico. Lo tenemos encarado, pero hay que cerrarlo", resumió el central del Barcelona, sin esconder su alegría por cómo se levantó el equipo.

"Para nosotros, era un reto: el año pasado se nos escapó la Liga en el último partido, pero el equipo se levantó como siempre, vinimos aquí y ganamos la Liga contra quien nos la había ganado. Estoy muy contento", reconoció Piqué, tras confesar que, durante el partido contra el Atlético, estuvieron al corriente de lo que hacía el Real Madrid.

Por su parte, el chileno Claudio Bravo se mostró especialmente "orgulloso y satisfecho" por una Liga "que puede ser la soñada" por su excelente actuación: encajó sólo 19 tantos, cifra que le concederá el trofeo Zamora como el arquero menos goleado del campeonato español.

"Estoy feliz por mi actuación y por cómo me salió todo a nivel personal porque uno trabaja para eso, pero, si tengo que elegir, me quedo con el "triplete" frente a los premios personales", concluyó Bravo.