Jugador brasileño se despide de su equipo entre lágrimas

El defensa Henirque, dio a conocer que al final de la temporada se despide del Girondins de Burdeos, club al cual llegó en 2005

Carlos Henrique
Carlos Henrique (Especial )

BURDEOS, Francia

El defensa central brasileño Henrique anunció este viernes, entre lágrimas, su marcha a final de temporada del Girondins de Burdeos, donde llevaba desde 2005, por motivos familiares.

"Incluso si es mi cumpleaños, es un día muy difícil para mí", explicó en rueda de prensa.

"Era una decisión difícil, que estaba obligado a tomar. Vivo momentos difíciles con respecto a mis padres en Brasil, que hacen que tenga que volver a casa. He intentado solucionar los problemas para poder continuar la aventura con el Girondins, pero no ha sido posible", añadió.

Algunas fuentes hablan de la posibilidad de que el jugador, que tenía contrato con el club francés hasta 2015, pueda jugar en Fluminense la próxima temporada.

Henrique, que cumplió 31 años este viernes, llegó a Burdeos en 2005. Con el club blanquiazul ganó todos los trofeos franceses, la liga en 2009, la Copa de Francia en 2013, y dos Copas de la Liga en 2007.

El brasileño vio su carrera bordelesa (158 partidos en L1, 10 goles marcados, 44 tarjetas amarillas) perturbada por varias lesiones, sobre todo en la rodilla.

Henrique dio las gracias "al club y a sus dirigentes" que aceptaron libererlo de su último año de contrato sin contrapartida.