Juanfran, la válvula ibérica

Motivado por disputar su primer Mundial, el jugador del Atlético espera rendir al máximo en Brasil, pese a que ha jugado más de 4 mil minutos en el presente ciclo futbolístico

Juanfran, jugador de la selección española
Juanfran, jugador de la selección española (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

Juanfran Torres, citado a disputar su primer Mundial con España, el jugador del Atlético de Madrid llega a Brasil 2014 con más minutos que cualquiera de los 23 convocados por Vicente del Bosque. El polivalente futbolista acumuló 4,934 minutos en el terreno durante el ciclo 2013-14 con la escuadra que dirige Diego Simeone, pero parece no resentir el cansancio físico de su constante presencia en el rectángulo verde.

El volante, lateral y también empleado como mediocampista español cumplió rajatabla con las exigencias del campeón de la liga española, finalista en la Champions League y por si fuera poco, también acumuló kilometraje en la Copa del Rey en la campaña recién culminada, pero conserva intacto su deseo por destacar con La Furia en tierras amazónicas: "estoy entusiasmado con esta oportunidad y muy agradecido con el Míster del Bosque por el llamado", dijo instantes después de su incrustación en la lista definitiva en entrevista a Diario Marca.

Sin saber si su rol en la plantilla campeona del mundo vigente y dos ocasiones monarca de Europa, pues ante la competencia por un sitio podría ser utilizado como suplente y relevo, Juanfran no pierde la calma y fiel a su estilo, apela a la humildad que siempre le ha caracterizado: "uno está para cuando se le requiera; me voy ilusionado, pero también muy comprometido con el equipo, con mi país", señaló hace unos días para el canal oficial del Atlético de Madrid.

A hacer historia

Dispuesto a ser parte de las generaciones doradas que han enmarcado las mayores proezas de la selección ibérica, el canterano colchonero expresó que "es un orgullo vestir esta playera; es un uniforme único y ojalá que en Brasil se siga haciendo historia", comentaba el nacido en Alicante, España (9 de enero de 1985), a principios del 2014, aún sin conocer que el destino lo colocaría en la órbita de los 23 elegidos a disputar el más prestigioso torneo intercontinental.