Blatter sugiere que no será suspendido de por vida en la FIFA

Tanto Blatter como Platini fueron sancionados de manera provisional el 7 de octubre con 90 días de suspensión debido a un sospechoso pago de dos millones de francos suizos 

Sepp Blatter
Sepp Blatter (AP)

ZÚRICH, Suiza

El suspendido presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, cree que no recibirá mañana un castigo de por vida en el ente rector del fútbol mundial.

"El juez (Hans-Joachim) Eckert estuvo muy correcto. Al principio (de la audiencia del jueves pasado) dijo que 'la denuncia de corrupción la quitamos'", señaló Blatter en declaraciones que publica hoy el periódico suizo "SonntagsBlick".

La comisión de ética de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) dará a conocer mañana su fallo en la causa que investiga a Blatter y al francés Michel Platini, el también suspendido presidente de la UEFA (Unión Europea de Fútbol Asociado).

Según coinciden medios internacionales, ambos podrían recibir una dura sanción e incluso se especula con una suspensión de por vida.

Sin embargo, Blatter sugirió con sus declaraciones que Eckert, el presidente de la cámara de decisión de la comisión de ética, no sustentará su fallo en la hipótesis de un caso de corrupción, sino aparentemente en uno de conflicto de intereses, lo que permitiría evitar la sanción más severa.

Tanto Blatter como Platini fueron sancionados de manera provisional el 7 de octubre con 90 días de suspensión debido a un sospechoso pago de dos millones de francos suizos (unos dos millones de dólares) que el francés recibió del suizo en 2011.

Ambos sostienen que se trata de unos honorarios transferidos con retraso por el trabajo de asesoramiento que Platini hizo para la FIFA entre 1998 y 2002, pero no hay un contrato que apoye esa tesis. Además, los investigadores sospechan que podría tratarse de un soborno para garantizar el apoyo de la UEFA a la reelección de Blatter en 2011.

En sus declaraciones al periódico "SonntagsBlick", Blatter se refirió además a la situación que atraviesa actualmente la FIFA y criticó la falta de liderazgo que ve en el organismo, que es presidido interinamente por el camerunés Issa Hayatou.

"La FIFA hoy no tiene una conducción, necesita volver a tener urgentemente un liderazgo", opinó Blatter.

El suizo reveló además que su nieta Selena debió cambiar de escuela tras los últimos escándalos ocurridos en la FIFA. "Se cambió de escuela porque su abuelo es un mal hombre, el 'gángster' de la nación. Ella se vio muy afectada", comentó con ironía Blatter, antes de sentenciar: "No creo de todas formas en el infierno, solamente creo en el cielo".