Que regrese la Copa del Mundo en manos de EU

Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos, deseó que el cetro vuelva a suelo norteamericano en poder de su selección, que participará en Brasil 

Joe Biden (vicepresidente) y John Kerry, Secretario de Estado
Joe Biden (vicepresidente) y John Kerry, Secretario de Estado (Reuters)

Washington, Estados Unidos

Estados Unidos viajará a Brasil "listo para jugar", dijo el vicepresidente Joe Biden, quien asistirá a la fiesta deportiva para presenciar un partido del equipo.

"Estados Unidos está avanzando en el futbol", afirmó Biden en el Departamento de Estado en Washington, donde el trofeo de la Copa hizo su última parada, como parte de una gira global antes de llegar a Brasil.

"El mundo debe saber: vamos listos para jugar", señaló el vicepresidente.

Aunque admitió que el balompié "no ha sido históricamente nuestro juego", Biden subrayó que unos 25 millones de personas (80% de ellos jóvenes) lo practican en Estados Unidos.

Esos niños serán "jugadores y fanáticos en el futuro", aseguró.

La Casa Blanca informó que Biden viajará a Brasil durante el Mundial para asistir a un partido de la selección, sin dar detalles sobre la fecha precisa del traslado.

El equipo, dirigido por el alemán Jürgen Klinsmann, marcha en el peldaños 13 de la clasificación de la FIFA.

La justa, que arranca el 12 de junio, es como un "choque eléctrico que se siente alrededor del mundo", dijo el vicepresidente.

Además, Biden agradeció a los organizadores de la gira por "traer el trofeo a Estados Unidos", y expreso su deseo de que "regrese pronto en las manos de nuestros jugadores... en vez de que se la lleven otros".

En la ceremonia estuvo acompañado del secretario de Estado John Kerry y los ex jugadores de la selección Cobi Jones y Julie Foudy, quienes fungen de embajadores deportivos del Departamento de Estado.

"Los atletas pueden ser unos de los mejores embajadores", y en el pasado han formado parte de "avances diplomáticos", dijo Kerry.

Aunque reconoció que Estados Unidos, que comparte el grupo G con Ghana, Alemania y Portugal, enfrenta un difícil desafío para avanzar a la segunda ronda.

Los estadunidenses debutarán el 16 de junio ante los africanos, en la ciudad de Natal, y el 22 del mismo mes se trasladarán a Manaos, en el corazón de la selva amazónica, para un partido ante Portugal.

El tercer partido por la fase de grupos será el 26 de junio en la costera ciudad de Recife, ante la escuadra de Alemania.