Jerome Champagne confirma candidatura para presidente de FIFA

El francés ha ocupado cargos dentro de la FIFA desde 1999, ahora busca la cima del máximo organismo

Jerome Champagne se postula a presidencia de la FIFA
Jerome Champagne se postula a presidencia de la FIFA (Foto Especial )

Ciudad de México

El francés Jerome Champagne confirmó hoy oficialmente su candidatura a la presidencia de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) en las elecciones de mayo de 2015.

"Tengo el honor de informaros que acabo de escribir a la Comisión Electoral Ad-hoc de la FIFA y a su Presidente, el Sr. Domenico Scala, para confirmar mi intención de presentarme como candidato a la presidencia de la FIFA", escribió Champagne en una carta publicada en su sitio web.

"Esta confirmación se ha hecho, por supuesto de acuerdo con la reglamentación de la FIFA en vigor y en la línea del anuncio de mi candidatura efectuado el 20 de enero de 2014 en Londres", agregó.

Champagne es por ahora el único dispuesto a desafiar el reinado del suizo Joseph Blatter, que preside la institución desde 1998 y ya adelantó que anunciará oficialmente su postulación a una nueva reelección durante la reunión del comité ejecutivo de la FIFA el 25 y 26 de septiembre.

El francés de 56 años, que fue mano derecha de Blatter hasta que dejó la institución en 2010, había confirmado hace dos semanas a dpa su intención de sostener su candidatura tras la renuncia de Michel Platini a su postulación.

"Quiero continuar lo que se ha hecho y se ha hecho bien en los últimos cuarenta años (por ejemplo, la organización de competiciones de la FIFA en todo el mundo), pero también quiero incrementar lo que sea preciso, como por ejemplo los programas de desarrollo. Será necesario efectuar las reformas estructurales necesarias y hacer frente a las nuevas exigencias de nuestro tiempo en términos de transparencia, ética y proximidad", escribió Champagne en la carta difundida hoy.

"La elección de 2015 no debe estar determinada en base a las personas, sino en sus perspectivas y un programa que nos comprometerá durante una década. Esos años serán cruciales para el fútbol y muy especialmente para la FIFA, que está en una encrucijada y precisa reformas que van más allá de lo que ya se ha logrado. Además, la FIFA debe hacer frente al desafío del debilitamiento de su imagen si quiere llevar a cabo serena y completamente la integralidad de sus misiones", continuó.