Boateng quiere ser el primer capitán negro de la selección alemana

El defensor, de 27 años, vistió 57 veces la camiseta alemana y se convirtió en uno de los líderes del equipo, con el que ganó el Mundial de Brasil 2014. 

Boateng en un partido con el Bayern Múnich
Boateng en un partido con el Bayern Múnich (Reuters )

BERLÍN, Alemania

El defensor Jérôme Boateng insistió en el "orgullo" que le produciría convertirse en capitán de la selección alemana de fútbol.

"Sería algo especial para mí. Soy de Berlín, tengo un color de piel diferente. Simplemente me sentiría orgulloso", explicó Boateng, hijo de una alemana y un ghanés, al diario "Süddeutsche Zeitung" de hoy.

El central del Bayern Múnich, de 27 años, vistió 57 veces la camiseta alemana y se convirtió en uno de los líderes del equipo, con el que ganó el Mundial de Brasil 2014.

Desde la final de Río de Janeiro ganada a Argentina, según contó al diario, el defensor comenzó a cantar el himno alemán antes de los partidos, un gesto que tienen todos sus compañeros del equipo.

"Me salió así espontáneamente en Río, fue un momento muy emocionante", explicó.

El título mundial trajo también más madurez a Boateng, que ahora afronta los grandes partidos con más serenidad y aplomo.

"Antes me ponía terriblemente nervioso antes de los partidos. Cuando era joven, pensaba que si cometías un error todo el partido se acababa, y era tu culpa", recordó. "Ahora es diferente. Hay un cosquilleo, un nerviosismo positivo. Entonces sé que estoy despierto".

El jugador del Bayern viene perfilándose como nuevo capitán del equipo. Ya a principio de mes lo dejó claro en otra entrevista: "Para mí sería un enorme honor ser el primer jugador de color que lleva el brazalete de capitán", dijo entonces a la revista "Sport Bild".