Jerome Valcke, el principio del fin de Blatter

Luego de la reelección de Joseph Blatter a la Presidencia de la FIFA, este ha renunciado a dicho cargo tras verse envuelto junto con Jerome Valcke en un supuesto desvío de 10 millones de dólares.


Jerome Valcke, Secretario General de la FIFA.
Jerome Valcke, Secretario General de la FIFA. (EFE)

Ciudad de México

El frances Jerome Valcke ha sido el hombre artificie del máximo organismo del futbol mundial, a pesar de haber tenido por mucho tiempo al frente de la FIFA a Joseph Blatter, pero el cerebro, ha sido el Secretario General de la FIFA.

En los últimos días, dicho organismo se ha visto envuelto en una ola de escándalos relacionados con corrupción, y desvíos de dinero, con lo que estas acusaciones llegaron tanto a Blatter, quien había sido reelecto presidente de FIFA, y a Jerome Valke.

Este lunes, se dio a conocer que el secretario general del ente rector del fútbol mundial y brazo derecho de Blatter, Jerome Valcke, transfirió 10 millones de dólares a cuentas custodiadas por el ex vicepresidente de la institución Jack Warner en 2008.

Jerome Valcke es un periodista del rubro deportivo, quien en sus inicios laboró en la cadena francesa de televisión Canal+, para después ser director ejecutivo de la agencia de deportes Sportfive, esto en 2003.

Ese mismo año, Valcke entró a la Federación Internacional de Futbol (FIFA) en Zúrich, en donde inició como director de mercadotecnia y televisión.

El 27 de junio del 2007, fue designado como el nuevo Secretario de la Federación, bajo propuesta de Joseph Blatter, relevando a Urs Linsi, quien cesó en el cargo el 11 de junio del mismo año.

Tras ocho años de Valcke con las riendas de la FIFA, los escándalos comenzaron a opacar el trabajo que junto con Blatter han realizado en el organismo.

Cabe señalar, que hace unos días, siete dirigentes fueron arrestados la semana pasada, entre ellos dos vicepresidentes de la FIFA y un miembro del comité ejecutivo de la FIFA. Están entre las 14 personas identificadas en un caso que acusa a dirigentes del fútbol de haber aceptado más de 150 millones de dólares en sobornos.