Mexicanos en Europa, a la luz y la sombra

El 2016 genera expectativa sobre el futuro de los 14 futbolistas mexicanos que militan en Europa; Javier Hernández, el que mejor presente tiene, mientras que otros, como Memo Ochoa, desconocen si continuarán en sus actuales clubes; los primeros días de este año definirán sus aspiraciones y metas


Javier Hernández y Guillermo Ochoa, presentes diferente en el futbol europeo
Javier Hernández y Guillermo Ochoa, presentes diferentes en el futbol europeo (AP y Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

En el inicio del 2016, el presente de varios de los 14 futbolistas mexicanos que militan en el futbol europeo podría dar un giro, y es que más de uno de estos jugadores se mantienen a la espera de qué ocurrirá en el mercado invernal de traspasos. La irregularidad de su desempeño o el nulo del mismo, como es el caso de Guillermo Ochoa con el Málaga, los mantienen aguardando mejores noticias; sin embargo, también hay otros, que ansían que la actividad de sus conjuntos se reanude para seguir demostrando su valía, como le sucede a Javier Hernández con el Bayer Leverkusen. Contrastes a simple vista.

Del grupo actual que se mantiene en el Viejo Continente, pocos son los que gozan de titularidad en sus equipos, del respaldo de sus entrenadores y el cariño de sus aficiones; algunos otros, oscilan entre la medianía, esperando tener un mejor nivel para ofrecer y varios más, se han rezagado en la búsqueda de un protagonismo inexistente en sus escuadrones. Así, el próximo 2016 promete una nueva oportunidad para los jugadores nacionales en el balompié europeo, en líneas generales.

Confianza y continuidad

El mejor ejemplo de confianza y continuidad lo ha dado Javier Hernández, sorprendiendo a propios y extraños, con goles a racimos (lleva 19 hasta el momento), en todas las competencias del cuadro que dirige Roger Schmidt. Incluso, Chicharito está peleando por el cetro de monarca anotador en la Bundesliga y es que en el torneo local, acumula once conquistas. En Alemania, por si fuera poco, se habla del interés de varios conjuntos ingleses por ‘repatriar’ al mexicano a la Premier League.

Sin el mismo brillo, pero con idéntica eficacia sobre el campo, Miguel Layún se ha ido consagrando bajo el timón de Julen Lopetegui, en el Porto, ya sea como interior o volante defensivo. Su ida y vuelta, así como sus incorporaciones al frente de ataque, le han convertido en una pieza fundamental para los Dragones. De la misma forma, pero en la contención del PSV Eindhoven de Holanda, Andrés Guardado es baluarte de los Granjeros. Liderazgo, voz de mando, experiencia, calidad y disciplina, sus mejores argumentos.

Por la consolidación

Con seis dianas en sus primeros encuentros con el Porto, Jesús Tecatito Corona, pese a no ser indiscutible con Lopetegui, se ha ido ganando minutos en el campo, que se traducen en confianza. El ofensivo exhibe vértigo, técnica y velocidad con el uniforme blanquiazul y ha sido del gusto de su técnico; su aporte le ha venido bien a los Dragones, y de él se espera que asuma mayores responsabilidades para el 2016. Mención aparte, para el portero Raúl Gudiño, otro prospecto a consolidarse como realidad en el mismo conjunto.

En el mismo sendero, Jonathan dos Santos deberá mostrar lo mejor de su repertorio con el Villarreal, para ser un inamovible del Submarino Amarillo; en el segundo semestre del 2015, Marcelino García Toral, el entrenador del equipo, prescindió del mexicano como titular y desde entonces hasta ahora ha sido un recambio en la plantilla española, aunque otorgando óptimos dividendos, incluso marcando goles importantes en la Europa League.

A retomar el nivel

Aunque se ganaron a pulso cierto prestigio en el pasado reciente de sus trayectorias, a Héctor Moreno, con el PSV Eindhoven y Héctor Herrera, con el Porto, les urge regresar a las tardes donde se hacían fuertes en sus sitios y cooperaban con el desempeño colectivo de sus cuadros. En Holanda, aunque Moreno se encontró con Guardado y ha visto actividad, no ha demostrado lo blasones que lo consagraron en la defensa del Espanyol; Herrera, por su cuenta, ha disminuido el nivel que mostró en los inicios de su aventura europea

Con menor proyección, Raúl Jiménez y Diego Reyes, con el Benfica de Portugal y la Real Sociedad de España, respectivamente, deberán hacer hasta lo imposible para aumentar su cantidad de minutos en el césped, o podrían llegar los cambios. Hasta ahora, en Europa, del nivel que los catapultó allá, apenas han dado muestras.

Raúl ha marcado algunos goles, pero la cuota es mínima, como le ocurrió en el Atlético de Madrid; mientras que Diego sigue sin afianzarse como bastión en la zaga de los donostiarras, como le ocurrió en el Porto, contrario a lo mostrado en el América, durante sus inicios.

Las incógnitas

De tres mexicanos se desconoce, siquiera, si seguirán en el balompié europeo. Y es que, luego de año y medio en España, Guillermo Ochoa sigue sin debutar con el Málaga en actividad de Liga, apenas si ha visto acción en la Copa del Rey, cuestión por la que los medios, más de una vez, lo han colocado en la órbita de otros conjuntos, hasta en México. El 2016 también servirá para despejar las dudas sobre su futuro. En el mismo tenor se encuentra Carlos Vela, de quien surgió recientemente un trascendido que lo coloca en la MLS para inicios de este enero. La realidad es que el delantero ha perdido relectores en la Real Sociedad.

El que parece acabársele el combustible y las ganas por mantenerse en Europa es a Alan Pulido, pese a que estas fueron las que propiciaron su ruptura contractual –en el 2014– con Tigres. Relegado en el Olympiacos de Grecia, el ariete ha visto escasos minutos con el escuadrón helénico, tanto, que el ex seleccionado nacional respondió algún tuit en pasados días generando polémica en los medios: “Sí me gustaría”, dijo el atacante a un seguidor que le cuestionaba si querría jugar en Chivas para este año. Es una incógnita qué sucederá con Pulido.

Distinto escenario

Marco Fabián es el más reciente caso de exportación a Europa. Pese al disgusto de la dirigencia de Chivas, el volante cumplió su sueño de militar en el futbol del Viejo Continente y semanas anteriores fichó con el Eintracht Frankfurt, con que portará el dorsal ‘10’.

“Me voy consciente de lo que tengo que hacer y lo que debo dar de mí para triunfar en Europa”, comentó en la conferencia que anunciaba su salida del Rebaño de manera oficial. Irá a una Liga que, históricamente, se le da a los mexicanos.