El mérito en el Tri es de Miguel Herrera: Aguirre

El entrenador de la selección japonesa afirma que lo conseguido hasta ahora por la selección mexicana es gracias a la labor del 'Piojo' al frente del banquillo, rescata el respeto que hay hacia el trabajo del ex timonel del América 


El mexicano debió aclarar, entre risas, la pornunciación correcta de su apellido.
El mexicano entrena a la selección japonesa de futbol (EFE)

Ciudad de México

El técnico de la selección de Japón, Javier Aguirre, confesó que el mérito de la selección de México es de Miguel Herrera, "porque ha presentado un equipo muy bien trabajado y competitivo".

Además dijo que "el paso para llegar a la élite" se producirá si "Miguel es capaz de sobrevivir estos cuatro años y hay un respeto a su trabajo".

"Estamos cada vez más cerca. Quizá también nos haga falta un cruce favorable, esa dosis de fortuna que se requiere en las grandes competencias", añadió Aguirre.

Aguirre firmó por la selección nipona el pasado mes de junio para las cuatro próximas temporadas. En una entrevista concedida a FIFA.com, el entrenador mexicano confesó que aún se está familiarizando con el puesto "sobre todo con los jugadores locales".

"Tenemos 19 futbolistas en Europa, pero hay que conocer bien la J-League y no he tenido tanto tiempo para hacerlo, aunque estamos en ello con mi equipo de trabajo. Hicimos la primera lista contrarreloj, porque a los 'europeos' había que avisarles 15 días antes, así que obviamente hubo premura, pero siento que vamos bien", añadió Aguirre.

Respecto a sus primeras impresiones del país nipón afirmó que ya habia estado más veces. "La más importante, por supuesto, con la selección mexicana durante el Mundial 2002. Han cambiado mucho las cosas ya que antes era difícil encontrar productos de otros países o gente que entendiera o hablara inglés. Hoy haces vida como en una gran capital de cualquier país del mundo. Cuando vas a un país tienes que acostumbrarte a él, no al revés", comentó Aguirre.

Es el primer técnico mexicano en dirigir a una selección fuera de la Confederación de Futbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF).

"Lo que más me llamo la atención del proyecto japonés es que está sustentado con fuerza económica. Hay una liga sólida y un buen contingente de jugadores en clubes europeos. Por otro lado, tras ver partidos de la liga japonesa, siento que algunos parecen amistosos. Extrañas un poco de picardía, en el buen sentido de la palabra. Ocho o diez veces tiran el balón hacia fuera porque hay un jugador en el suelo y paran unas 10 ó 12 veces a tomar agua. Esto se refleja a nivel selección y no es que esté bien o mal, es distinto a lo que uno está acostumbrado en México o España, donde cada minuto se juegan la vida", explica el técnico mexicano.

Respecto a lo que más le ha llamado la atención culturalmente en su corta estancia en Japón, es "el profundo respeto a la persona. Hay un orden impecable. El respeto a la naturaleza, al prójimo". Aunque quiso dejar claro que el idioma es una barrera pero que "se intentará que no lo sea aprendiendo algunas palabras para entender lo básico".

Sobre su simpático incidente que se produjo en el primer contacto con los periodistas japoneses con respecto a su nombre, lo recordó con el buen humor que le caracteriza: "¡Es que ellos lo pronuncian 'Aguile', sin hacer la erre tan fuerte, y yo tuve que explicar cuál era la forma correcta! (risas). La verdad es que todo ha sido en un tono cordial, la gente está expectante, con ganas de que empiecen los partidos. Tienen una imagen mía que gusta mucho, la de un técnico aguerrido y daremos batalla, pero además intentaremos jugar bien al futbol. Queremos llegar a ser un equipo que compita en cualquier parte".

El "gran objetivo" de estar al frente de la selección nipona es llegar a Rusia 2018, confesó Aguirre. Su contrato es por dos años, prorrogables a cuatro.

Aguirre fue jugador en México 1986, asistente técnico en Francia 1998 y entrenador de México en los mundiales de Corea/Japón en 2002 y de Sudáfrica en 2010. En el año 2002 se convirtió en el primer técnico nacido en México que dirigía en Europa, al tomar el mando del Osasuna español. Doce años más tarde, y después de una reconocida carrera en el Viejo Continente, que lo llevó por los banquillos del Atlético de Madrid, Zaragoza y Espanyol, el entrenador se dispone ahora a asumir un reto al entrenar a la selección de Japón.