Espanyol da la cara por Javier Aguirre

El técnico mexicano enfrentaría una suspensión de cuatro juegos por supuestos insultos al árbitro durante el duelo contra Osasuna

Javier Aguirre, técnico del Espanyol
Javier Aguirre, técnico del Espanyol (Espanyol )

Barcelona, España

El Espanyol defendió hoy a su técnico, Javier Aguirre, ante la posibilidad de que el mexicano reciba una fuerte sanción por graves insultos a un árbitro.

Los dirigentes del Espanyol presentaron testimonios ante el Comité de Competición de la Real Federación Española de Futbol (RFEF), que estudia el informe de lo ocurrido el domingo en el partido ante Osasuna.

El acta del colegiado, Iglesias Villanueva, reflejó que Aguirre fue expulsado por dirigirse al árbitro a gritos y en los siguientes términos: "Eso es amarilla, hijo de puta".

En la rueda de prensa posterior, Aguirre comentó que usaba esa expresión habitualmente, pero que la misma no tiene como objeto la ofensa.

Las versiones del Espanyol siguieron esa misma línea: "En ningún caso quiso dirigirse al árbitro de forma despectiva. Todas sus expresiones en el encuentro se tienen que enmarcar en la utilización de lenguaje propio habitual en instantes de competición que no puede ser considerado injurioso porque nunca tuvo esta finalidad".

Si el comité de la RFEF no tiene en cuenta esas salidas, Aguirre podría arriesgarse a sufrir una sanción cercana a cuatro encuentros de suspensión.

El Espanyol perdió 1-0 ante Osasuna el primer partido jugado este año en la Liga española y la próxima jornada recibe al Real Madrid.