Vardy y Leicester siguen en pie de guerra; vencen a Chelsea

El cuadro que dirige el italiajno Claudio Ranieri derrotó 2-1 al conjunto londinense, para que volviera a tomar la punta de la Premier League 

Jamie Vardy, delantero del Leicester City
Jamie Vardy, delantero del Leicester City (Reuters)

LEICESTER, Inglaterra

Leicester City dio un nuevo zarpazo en la liga Premier al vencer el lunes 2-1 al alicaído campeón Chelsea, cortesía de los goles de Jamie Vardy y Riyad Mahrez que mantuvieron al club revelación de la temporada en la cima de la tabla de posiciones.

Desde hace tiempo que la Premier no ha tenido una campaña de ensueño por parte de un equipo tan modesto con Leicester, una que no es obra de la casualidad y que no da señales de diluirse.

Luego de salvarse con lo justo del descenso la pasada temporada, Leicester aventaja por dos puntos a los pesos pesados del fútbol inglés a mitad de curso.

"Es algo mágico", dijo el técnico de Leicester Claudio Ranieri, ex de Chelsea. "No quiero despertarlos".

Vardy, cuyo récord de 11 partidos consecutivos marcando un gol llegó a su fin el pasado fin de semana, adelantó a Leicester a los 34 minutos.

Mahrez asistió en el primer gol y luego anotó el segundo a los 48 con un remate en comba.

El suplente Loic Remy descontó a 13 minutos del final para Chelsea, pero la tardía reacción no sirvió de nada para el equipo de José Mourinho. Los "Blues" han perdido nueve de 16 partidos y se encuentran apenas un punto por encima de la zona de descenso.

Chelsea arrasó la pasada temporada y su derrumbe esta temporada contrasta con el increíble empuje de Leicester.

"Siento que me han traicionado", dijo Mourinho, recriminando a sus jugadores al mismo tiempo que daba a entender que el equipo rindió por encima de su potencial en la pasada temporada.

"Todo la pasada temporada hice un trabajo fantástico y los conduje a un nivel que no es su nivel", atizó.

Leicester y Chelsea ahora están separados por una sideral brecha de 20 puntos.

Mientras Chelsea afronta una imposible tarea para situarse entre los cuatro primeros, Leicester puede ilusionarse con la clasificación a la Liga de Campeones.

La mayoría de los expertos creen que Leicester no está para coronarse campeones, pero que es un equipo capaz de mantenerse prendido en la zona alta. Y eso fue lo que se apreció en su cancha el lunes, por lejos el más ambicioso al atacar y solvente para defenderse.

También cuenta con Mahrez y Vardy, la dupla goleadora más letal del momento. Suman 26 goles entre los dos, nueve más que todo el Chelsea en conjunto.

Fue una dulce victoria para Ranieri, el italiano que fue despedido por Chelsea en 2004 para traer a Mourinho.

Durante la última década, Mourinho hizo costumbre lanzar dardos venenosos a su rival, pero Ranieri se fue sonriendo el lunes.

"Fue una noche electrizante", dijo Ranieri. "Sin esa electricidad, somos un equipo del montón".