James, el mejor gol del 2014

El colombiano se llevó el premio al mejor gol del año 2014, venciendo al holandés Robin van Persie y a la irlandesa Stephanie Roche

James Rodríguez, ganador del premio Puskas al mejor gol 2014
James Rodríguez, ganador del premio Puskas al mejor gol 2014 (AFP)

ZÚRICH, Suiza

El colombiano James Rodríguez ganó el premio Puskas al mejor gol de 2014 por su volea en la victoria de su selección contra Uruguay en los octavos del Mundial de Brasil, este lunes en el marco de la gala del Balón de Oro que celebró la FIFA en Zúrich.

Gracias al voto de miles de internautas (el 42%), James se impuso a los otros dos finalistas: el holandés Robin van Persie (33%) y la irlandesa Stephanie Roche, la primera mujer nominada a este premio y que recibió el 11% de las papeletas.

Visiblemente emocionado al recibir el premio de manos del exinternacional francés Christian Karembeu, campeón del mundo en 1998, James sólo acertó a decir: "Esto no solo es un premio para mí, sino para toda Colombia".

James corona así un año 2014 espectacular. Su gran actuación en el Mundial de Brasil le sirvió para cumplir su sueño de jugar en el Real Madrid, procedente del Mónaco francés por un monto de unos 80 millones de euros, uno de los traspasos más elevados en la historia del fútbol.

Pese a unos inicios que despertaron ciertas dudas, sobre todo por el elevado traspaso pagado por el Real Madrid por un jugador que aún no estaba consagrado, sus buenas actuaciones con el equipo español le han valido ya para obtener el reconocimiento de la prensa y los aficionados como uno de los mejores centrocampistas del momento.

Y en los pocos meses que lleva en Madrid, James ya ha sumado dos títulos importantes como la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, despertando la admiración de todos los colombianos.

James ganó el premio Puskas por el gol que marcó a Uruguay en los octavos de final del Mundial de Brasil, con el estadio Maracaná como escenario. El '10' cafetero recibió un balón en la frontal del área y tras controlarlo con el pecho, de espaldas a la portería, se dio la vuelta y enganchó un potente zurdazo que se coló por la escuadra derecha de Fernando Muslera, sentenciando la victoria para su equipo por 2-0.