Hayatou fue amonestado por el COI en 2011

El presidente interino de la FIFA fue sancionado por haber recibido dinero personalmente de la agencia de márketing ISL


Issa Hayatou y Joseph Blatter
Issa Hayatou y Joseph Blatter (AFP)

MADRID, España

El camerunés Issa Hayatou, presidente en funciones de la FIFA debido a la suspensión decretada hoy contra Joseph Blatter, recibió una amonestación de la Comisión Ejecutiva del COI en diciembre de 2011, por una violación ética relacionada con el caso ISL.

Siguiendo le recomendación de su Comisión de Ética, la Ejecutiva olímpica consideró oportuno amonestar a Hayatou por "haber recibido personalmente dinero" de la empresa ISL, agencia de márketing de FIFA.

Esta firma gestionaba la venta de los derechos audiovisuales de las competiciones de la FIFA hasta que quebró en 2001. Las supuestas irregularidades en torno a sus operaciones fueron investigadas por las autoridades suizas, pero el caso se cerró en 2008 sin condena para ningún directivo de la organización.

No obstante, la propia FIFA se vio obligada a hacer una investigación interna después de que la cadena británica BBC divulgara un documento confidencial de la compañía que incluía una una lista de 175 pagos, que sumaban hasta 76 millones de euros recibidos por tres miembros entonces de su Comité Ejecutivo, Hayatou, el paraguayo Nicolás Léoz y el brasileño Ricardo Teixeira.

El COI no tomó en 2011 una decisión de más calado que la amonestación (sin efectos en cuanto a la permanencia o las funciones del sancionado dentro del organismo) contra Hayatou porque, precisó, en el momento de los hechos él no era aún miembro del COI. Sin embargo, subrayó que como representante de la FIFA "debía haber seguido los principios del Movimiento Olímpico".

El desde hoy presidente interino de FIFA, de 69 años, ingresó en el COI en 2001. Además de un pasado como atleta y jugador de fútbol y baloncesto, en Camerún había siso secretario general, vicepresidente y presidente de la federación nacional de fútbol, antes de dar el salto a la confederación africana y a la FIFA.

Cuando el COI le amonestó, el entonces presidente de este organismo, el belga Jacques Rogge, dijo que le resultaba "triste" tomar medidas disciplinarias contra "colegas y amigos", pero que debía pensar primero en la organización que dirigía.

Hayatou fue el único rival de Blatter en las elecciones a la presidencia de la FIFA celebradas en 2002, las segundas que ganó el dirigente suizo.

En el caso ISL estuvo implicado otro miembro del COI, el expresidente de FIFA Joao Havelange, pero en 2011 renunció a su pertenencia al organismo, por lo que su actuación no fue enjuiciada por la Comisión de Ética del COI. En el momento de su renuncia, el brasileño era el decano de los miembros.