Hulk dice que el racismo es cotidiano en el futbol ruso

El brasileño cree que los incidentes no transcienden casi nunca en el exterior, pero que eso podría cambiar en el Mundial de Rusia 2018.

Hulk
Hulk (Reuters )

SAN PETERSBURGO, Rusia

El delantero brasileño Hulk, del Zenit de San Petersburgo, dice que "en casi todos los partidos" que juega en Rusia es blanco de episodios de racismo y expresó temor por las consecuencias que esas actitudes puedan tener durante la Copa Mundial del 2018, a jugarse en este país.

Con frecuencia a Hulk, el jugador más caro en la historia del fútbol ruso, le dicen que se parece a un mono y el brasileño afirma que incluso un árbitro lo ofendió con comentarios racistas.

"Si esto pasa durante la Copa Mundial, será algo muy feo y grave. Generalmente ocurre cuando juegan los clubes rusos y el mundo no se entera", declaró el jugador.

"Debo decir que veo estas cosas en casi todos los partidos. Al principio me irritaba, pero ahora me doy cuenta de que eso no ayuda en nada. Le tiro un beso a nuestros aficionados y trato de no enojarme", señaló.

En el primer partido de la temporada 2015/16, el ghanés Emmanuel Frimpong, ex jugador del Arsenal inglés, fue expulsado por hacer un gesto ofensivo a la hinchada de Spartak y se expone a una suspensión de dos a cuatro partidos. Asegura que su gesto fue en reacción a los insultos de tono racial que recibía.

"Voy a cumplir una suspensión por ser blanco de insultos... y pensar que vamos a realizar una Copa Mundial en este país", expresó Froimpong en su cuenta de Twitter.

Spartak y Torpedo, otro club de Moscú, fueron castigados la temporada pasada porque sus aficionados le gritaron mono a Hulk. La capital rusa será sede de la final del Mundial del 2018.

Hulk dijo en diciembre que el árbitro ruso Alexei Matyunin lo ofendió con comentarios racistas durante un partido de la liga rusa. La federación nacional, no obstante, dijo que no había suficientes pruebas como para castigarlo.