Hoteles FIFA son más caros que los de Olímpicos

Los precios de los hoteles en Río de Janeiro podrían ser 50% más caros durante la Copa del Mundo 2014 que durante los Juegos Olímpicos de 2016

Estadios para la Copa del Mundo de Brasil
Estadios para la Copa del Mundo de Brasil (AP )

SAO PAULO, Brasil

Los precios de los hoteles en Río de Janeiro podrían ser 50% más caros durante la Copa del Mundo 2014 que durante los Juegos Olímpicos de 2016, en parte porque la agencia oficial de la FIFA para proveer alojamiento no ha impuesto una tarifa máxima como la que se prometió en su oferta para ganar la sede de los Olímpicos.

La FIFA trabaja con la compañía suiza MATCH Services como la agencia oficial de alojamiento para la Copa del Mundo. MATCH firmó contratos con la mayoría de los hoteles en Río y otras ciudades sede, y ofrece las habitaciones al público en general a través de la página web de la FIFA a altos precios, lo que generó una investigación aún pendiente por parte del gobierno brasileño sobre posibles prácticas monopólicas.

Estudios del sector del turismo, documentos del comité organizador de los Juegos Olímpicos en Río y un análisis de The Associated Press a las tarifas hoteleras ofrecidas por MATCH muestran la discrepancia en los costos de alojamiento durante ambos eventos deportivos.

Esa diferencia en los costos es en gran parte el resultado de la imposición de tarifas hoteleras máximas por parte del comité olímpico organizador local. Pero los analistas dicen que también se debe simplemente a la oferta y la demanda: se prevé la llegada de más aficionados durante la Copa del Mundo que durante los Juegos Olímpicos, y habrá más habitaciones de hotel para 2016 porque actualmente hay proyectos en construcción.

"Tener a la agencia oficial de la FIFA involucrada en las negociaciones afecta los precios", dijo Alfredo Lopes, presidente de la oficina de la asociación en Río de Janeiro. "MATCH negoció todos los precios con casi el 90% de los hoteles en Río, ahora simplemente está revendiendo los paquetes".

Otros analistas dijeron que la diferencia de precios también refleja el fervor local por la Copa del Mundo.

"Lo que puede incidir en la diferencia de precios es la magnitud que tiene la Copa del Mundo en un país como Brasil, donde el fútbol lo es todo", dijo Gabriela Otto, una consultora del sector hotelero. "Eso puede atraer a mucha más gente en comparación con los Juegos Olímpicos, y los precios están siempre vinculados a la oferta y la demanda".

También puede jugar un papel el hecho de que Río tendrá casi 10.000 habitaciones adicionales en 2016, según la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera.

"La industria ya sabe que en 2016 habrá muchas más habitaciones disponibles en Río, por lo que los precios probablemente tendrán que ser ajustados por eso", dijo Flavia Matos, una directora ejecutiva del Foro Brasileño de Operadores Hoteleros.

Se espera que el costo promedio de una habitación de hotel en Río durante el Mundial ronde los 460 dólares por noche, de acuerdo con la agencia de turismo del gobierno brasileño (Embratur) y con un análisis de precios de la AP, mientras que durante los Olímpicos se estima una tarifa máxima promedio de cerca de 310 dólares, según el documento de postulación que presentó Río para ganar la sede de los Juegos.

Embratur pidió en agosto a la FIFA y a los operadores hoteleros negociar la reducción de los precios durante el Mundial. La petición se produjo después de que un estudio mostró que las tarifas de habitaciones serían hasta un 500% más costosas en algunos de los hoteles que ofrecidos por MATCH.

Luego en octubre, el gobierno brasileño dijo que investigaría si MATCH estuvo involucrada en prácticas de "cártel" que pueden haber llevado a la subida de los precios de hotel.

Hasta ahora, la agencia turística del gobierno brasileño no ha tomado medida alguna, aun cuando solo faltan seis meses para la Copa del Mundo y muchos hoteles están reservados por completo.

"El gobierno federal está atento a los precios fijados por los hoteles durante la Copa del Mundo y movilizará todos los medios disponibles para prevenir cualquier abuso", dijo el Ministerio de Deportes en un comunicado.

MATCH, que también es la agencia de la FIFA para la venta de entradas, ha negado reiteradamente cualquier acto inapropiado y dijo que no podría explicar la diferencia en las tarifas hoteleras entre la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos.

"No estamos en condiciones de hacer comentarios con respecto al alojamiento en un hotel para los Juegos Olímpicos, ya que no sabemos en absoluto qué tipo de arreglos se puedan haber realizado o qué condiciones pueden haber sido impuestas", dijo MATCH en un comunicado.

La compañía añadió que es la principal responsable de contratar y entregar un alojamiento para la comunidad de la FIFA, incluidos sus funcionarios, delegados, invitados y personal. También vende habitaciones a los socios comerciales de la FIFA, los medios de comunicación y clientes del programa oficial de hospitalidad. Las habitaciones son ofrecidas al público en general a través de la página web de la FIFA, operada por MATCH.

La FIFA y MATCH fueron multadas con más de 200.000 dólares cada una por organismos defensores de los derechos de los consumidores por presuntas irregularidades con las entradas en una sede de la Copa Confederaciones, y los fiscales aún quieren que las entidades paguen casi dos millones de dólares como indemnización por presuntamente no entregar las entradas que algunos aficionados pagaron durante dicho torneo.