Homenajean a selección chilena por triunfo en Copa América

La Roja fue recibida por la presidenta Michelle Bachelet y eventualmente desfiló por las calles de Santiago con el trofeo

Santiago de Chile

La selección chilena de fútbol fue homenajeada hoy por la presidenta Michelle Bachelet y por miles de aficionados tras la obtención hace una semana de la Copa América Centenario de Estados Unidos.

"Tenemos una selección que tiene un mentalidad ganadora a toda prueba, que tiene extraordinario talento y que trabaja como equipo", dijo Bachelet a los jugadores, encabezados por el capitán y arquero Claudio Bravo, y al cuerpo técnico que dirige el argentino Juan Antonio Pizzi.

"Muchas gracias por estas alegrías y todo nuestro apoyo para que sigan siendo tan exitosos en los próximos desafíos que tenemos por delante en las eliminatorias rumbo a Rusia. Son unos jugadores muy comprometidos y talentosos y han dado muchas alegrías a nuestro país", agregó Bachelet durante el saludo en el complejo Juan Pinto Durán, habitual sede de concentración del seleccionado.

La presidenta, sin embargo, pidió a los jugadores que no se relajen y advirtió que la clasificación al Mundial de Rusia 2018 será difícil. "Pronto vienen las eliminatorias que van a estar duras", señaló.

Los masivos festejos fueron organizados por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional. Tras el saludo de Bachelet, los jugadores se pasearon junto al trofeo en un autobús descapotable por las calles de Santiago.

El capitán Bravo declaró su alegría por el homenaje masivo pidiendo valorar la obtención de la Copa América Centenario, el segundo título consecutivo tras el torneo continental ganado en 2015.

"Los pocos (logros) que tenemos hay que cuidarlos y valorarlos, porque hay muchos niños mirando. Tratamos de hacer las cosas bien para tener más logros importantes para el país", indicó el arquero.

Jean Beausejour, por su parte, afirmó que "hay una efervescencia super linda generada por este grupo".

Tras reunirse con Bachelet, los jugadores y sus familiares recibieron un multitudinario aplauso en el Estadio Nacional, donde fueron vitoreados por 40.000 aficionados, casi todos con banderas chilenas.