Dos aficionados muertos tras choque de barras en Argentina

El choque, que además dejó un número no precisado de heridos, involucró a hinchas de San Telmo y Dock Sud, de la cuarta división del balompié argentino

Dos hinchas de Rosario Central fueron asesinados después del clásico ante Newell's
Hinchas se enfrentan contra la policía (Cortesía Diario La Capital de Argentina)

BUENOS AIRES, Argentina

Dos personas murieron por disparos de armas de fuego en un choque entre hinchadas que son acérrimas enemigas, en un nuevo episodio de la violencia que envuelve al fútbol argentino, informaron las autoridades.

El choque, que además dejó un número no precisado de heridos, involucró a hinchas de San Telmo y Dock Sud, de la cuarta división del balompié nacional, quienes dirimieron sus diferencias a los tiros y golpes la noche del lunes después que sus respectivos equipos jugasen en canchas diferente, dijo la policía sin dar más detalles. Un hincha murió esa misma noche y el otro el martes en un hospital.

Las víctimas fueron identificadas como Daniel Sánchez, de 28 años, y Javier Araujo, de 29, ambos hinchas de San Telmo.

Distintos reportes de prensa indican que por ser vecinos de barrio en el extremo sur de la provincia de Buenos Aires, ambas hinchadas se encontraron en las cercanías de un puente lindante con la capital argentina.

El canal TodoNoticias mostró el martes imágenes donde se ven varios autos destrozados, incluso una camioneta de la policía, como aparente derivación de esos incidentes.

Según el diario Clarín, los violentos también intentaron copar un destacamento policial que está ubicado a unos 300 metros de la cancha de Dock Sud. La policía no dio información alguna.

Pero el jefe de prensa de San Telmo Damián Gómez subrayó que las víctimas se habían reunido con otros hinchas en un club de la zona para seguir por televisión el partido en el que jugaba "Telmo", cuando presuntos barrabravas de Dock Sud ingresaron a los tiros.

El último episodio grave de violencia ocurrió el jueves cuando barrabravas de un mismo club, Almirante Brown, se enfrentaron a los tiros antes de un partido que luego fue suspendido por el campeonato de tercera división del fútbol argentino.

Según se informó, una discusión y el posterior enfrentamiento surgieron por el reparto de entradas que los hinchas recibirían gratis y que luego venderían.

Como una manera de mitigar la violencia, los partidos en los campeonatos argentinos solo se juegan con hinchas locales.