Hinchas destrozan asientos de estadio mundialista

Más de 250 sillas del estadio donde se celebró el partido inaugural del Mundial-2014 en Sao Paulo fueron destrozadas por fanáticos del Palmeiras

Hinchas destrozan butacas de Arena Corinthians
Hinchas destrozan butacas de Arena Corinthians (Tomada de Twitter)

SAO PAULO, Brasil

Más de 250 sillas del estadio donde se celebró el partido inaugural del Mundial-2014 en Sao Paulo fueron destrozadas por hinchas del Palmeiras durante el clásico en la casa del Corinthians el domingo.

Un portavoz del 'Timao', club propietario del Arena Corinthians, informó este lunes a la AFP que 258 sillas fueron depredadas por hinchas del club rival, que cayó derrotado por 2-0 y deberá hacerse cargo de los daños.

Un amplio despliegue policial separó a las dos aficiones de la ciudad de Sao Paulo y escoltó la entrada de los alrededor de 2.000 hinchas del Palmeiras que acudieron a presenciar el partido en la nueva casa del Corinthians.

Tras la tercera derrota seguida de su equipo, algunos de los aficionados del 'verdao' destrozaron parte de los asientos del sector visitante del estadio que albergó la inauguración del Mundial-2014, el 12 de junio.

"El presidente del Palmeiras, Paulo Nobre, lamenta públicamente el comportamiento de algunos malos hinchas que estuvieron presentes en el sector destinado al club en el clásico de ayer", se puede leer en un comunicado publicado en la tarde de este lunes en la página web del club.

Antes del partido, dirigentes de ambos equipos habían pactado que se harían cargo de los daños causados por los hinchas de sus clubes cuando acudan como visitantes a este tipo de encuentros.

"Conforme a lo acordado antes del partido, la Sociedad Deportiva Palmeiras asumirá el daño. Haremos todo lo posible para identificar a los autores para que sean debidamente responsabilizados", continúa el escrito, que también agradece el dispositivo armado por la Policía Militar para el clásico.

Aunque el Corinthians no quiso confirmar cuál será el coste de la reparación, la prensa local estima que el Palmeiras deberá abonar entre 45.000 y 50.000 reales (entre 20.230 y 22.480 dólares aproximadamente) por los desperfectos.

Ésta no es la primera vez que el nuevo estadio sufre desperfectos en su corta historia. Durante los octavos de final del Mundial entre Suiza y Argentina, 282 asientos fueron destrozados. En aquella ocasión, la FIFA se hizo cargo de la reparación, tal y como confirmó el Corinthians a la AFP.

El Itaquerao -como se conoce coloquialmente al estadio- fue uno de los recintos más problemáticos y caros de los 12 que albergaron partidos de la Copa del Mundo de Brasil.