Guillermo Ochoa, el último de la fila

La mayoría de los 'europeos' de la selección nacional consiguieron contratarse para avanzar futbolísticamente, otros tuvieron una mejora económica y unos más se consolidaron con sus equipos, pero el portero se quedó estancado

Guillermo Ochoa
Guillermo Ochoa (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO


Tras el Mundial de 2014, la carrera de Guillermo Ochoa había despegado. El portero tuvo una destacada actuación que le valió ser fichado por el Málaga.

En la Liga de España, parecía que el sueño de estar en un torneo de alta demanda se hacía realidad, pues a pesar de que ya había jugado en el futbol europeo, lo había hecho con el modesto Ajaccio de Francia.

Pero la realidad fue diferente pues sólo inició 7 partidos en la Copa del Rey y fue relegado a la banca por Carlos Kameni.

Este verano esperaba que, como a sus compañeros mexicanos que juegan en Europa, la suerte le sonriera, pero no fue así.

El portero tuvo que ver como Diego Reyes dejó el Porto, para ir a la Real Sociedad a jugar como titular y como Carlos Vela se consolida más con los blanquiazules.

Sus compañeros de selección como Jesús Corona y Miguel Layún dejaron Holanda e Inglaterra, respectivamente, para enrolarse en el Porto, equipo que jugará Champions League.

Incluso, Javier Hernández, quién tampoco tuvo mucha actividad con el Real Madrid la temporada pasada, migró al Bayer Leverkusen, equipo en el que se espera tenga más minutos.

Giovani Dos Santos, podría considerarse que tuvo un retroceso al dejar de jugar en Europa, pero económicamente dio un salto, pues es el mejor pagado de la MLS, mismo caso de Aquino, quien regresó a México a cambio de aumentar varios ceros a su cheques.

Jonathan dos Santos seguirá en España en el Villarreal, equipo que cada vez le da más minutos.

Ante estos, escenarios parece que la carrera de Memo está estancada.