Málaga empata con Guillermo Ochoa de titular

El portero mexicano tuvo un par de buenas intervenciones pero sucumbio ante Toché que marcó el gol del empate 

Guillermo Ochoa
Guillermo Ochoa (EFE )

MÁLAGA, España

Al Málaga le bastó con poco ante el Deportivo para llevarse de Riazor un buen resultado (1-1) para el partido de vuelta de la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, en la que le favorece, por ahora, el valor doble del gol que logró.

El Deportivo, que fue superior durante muchos minutos, empezó frío, como el ambiente, lo pagó con un gol en el primer acercamiento de los andaluces y, después, lo contrarrestó con un tanto de Toché en la segunda parte.

Los dos equipos repetirán en el mismo escenario el próximo sábado pero en Liga y con alineaciones que poco tendrán que ver con las que presentaron los técnicos en la Copa.

Sin el calor de los ultras, tan criticados por la violencia que protagonizan fuera del campo como necesarios por el ambiente que generan en la grada, y después de un minuto de silencio extraño, el Málaga dejó aún más helado a Riazor en el partido en el que el fondo de los Riazor Blues fue clausurado.

Once minutos tardó el Málaga en encontrar el gol, al que llegó con una falta lejana que botó Luis Alberto y cabeceó Camacho para sorprender al argentino Lux en su vuelta a la portería después de haber perdido la titularidad en Liga.

El Málaga dejó tocado al Deportivo, que pudo encajar el segundo antes de la media hora de juego con un disparo de Luis Alberto desde fuera del área al que respondió Lux con los puños.

Fue, prácticamente, todo lo que hizo el conjunto andaluz ante un rival que, para entonces, ya había despertado.

Se soltó en el césped con el sistema de cinco defensas e incluso vio puerta con un remate de Diakité después de un error de Toché, pero Mateu Lahoz lo anuló por fuera de juego.

El delantero murciano estuvo a punto de desquitarse después con un disparo con la izquierda que desvió Ochoa a córner para impedir que el Deportivo empatara antes del descanso.

No lo consiguió entonces pero sí en la reanudación, aunque primero falló Toché un mano a mano con Ochoa y Álex Bergantiños erró un cabezazo en plancha a centro de Canella.

La fortuna que le había faltado a Toché en sus anteriores apariciones en el partido la compensó al recoger en el área una asistencia de cabeza de Diakité y superar al portero del Málaga para equilibrar el choque.

El Deportivo fue ambicioso y trató de llevar ventaja al partido de vuelta, pero no lo logró ante un Málaga que ofreció poco en el segundo periodo y solo inquietó a los locales en los últimos minutos.