Sorpresa en el plantel del Bayern por renuncia de médico

El también médico de la selección alemana justificó el jueves su renuncia lamentando que se hubiese responsabilizado "al departamento médico" de la derrota ante el Porto

Müller-Wohlfahrt, ex médico del  Bayern Múnich
Müller-Wohlfahrt, ex médico del Bayern Múnich (AP )

SINSHEIM, Alemania

Los jugadores del Bayern Múnich reaccionaron con sorpresa a la repentina renuncia del médico del club, el icónico Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt, un día después de la derrota de 3-1 en campo del Porto por los cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol.

El también médico de la selección alemana justificó el jueves su renuncia lamentando que se hubiese responsabilizado "al departamento médico" de la derrota en Porto "por razones inexplicables" y viendo así dañada la necesaria confianza para seguir su trabajo.

Según trascendió estos días en los medios, el presidente del club, Karl-Heinz Rummenigge, protagonizó una discusión con el médico en los vestuarios. También es conocida su tensa relación con el técnico Josep Guardiola.

"Los ánimos estaban un poco caldeados tras el partido. Y tenía que ser así porque jugamos mal. Pero nadie se imaginó que trajese aparejadas estas consecuencias", reveló Sebastian Rode, autor del primer gol del triunfo bávaro del sábado ante el Hoffenheim.

Rode dijo que no fue el único que sufrió "un shock" cuando supo de la dimisión de Müller-Wohlfahrt. "Es un ícono en su especialidad. Muchos deportistas lo veneran. Claro que es una pérdida para el Bayern", admitió Rode.

También Jérôme Boateng calificó a Müller-Wohlfahrt de "médico excepcional".

El arquero del Bayern y de la selección germana, Manuel Neuer, dijo que seguirá acudiendo a Müller-Wohlfahrt, hacia cuya consulta peregrinan muchos grandes deportistas alemanes y del exterior. "Lo conozco desde hace años. Naturalmente que seguiré siendo su paciente porque él es también el médico del seleccionado", indicó.

El director deportivo del Bayern, Matthias Sammer, intentó acabar con el debate y descartó cualquier responsabilidad por parte de la directiva. "Nadie le echó la culpa en Oporto", sostuvo en declaraciones a la televisión tras el triunfo de 2-0 sobre el Hoffenheim.