Hermanos dos Santos confían en llegar a la final de Copa

Jonathan y Giovani dos Santos esperan realizar un buen papel en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, donde deberán remontar al Barcelona para acceder a la final

Giovani y Jonathan Dos Santos
Giovani y Jonathan Dos Santos (Instagram)

Ciudad de México

Los hermanos mexicanos del Villarreal, Jonathan y Giovani dos Santos, admitieron en entrevista para El País, que pese las complicaciones que representa enfrentar al Barcelona con desventaja en el marcador, buscarán remontar el 3-1 obtenido en el Camp Nou para lograr acceder a la final de la Copa del Rey.

"Tenemos que estar atentos a los detalles. En uno o dos minutos te pueden meter dos goles. Esperamos estar en la final. Jugamos en nuestro campo con nuestra afición. Va a ser un partido bonito, para disfrutar", advirtió Jonathan.

Por su parte, 'Gio' enalteció las cualidades de su equipo de cara al enfrentamiento de esta tarde en El Madrigal: "Al Barça le exigimos jugar al máximo nivel. Somos muy intensos en todas las líneas. El Barça te exige correr más, estar más metido en el partido, mentalmente estar en tensión los 90 minutos. No puedes tener un despiste".

En otro orden de ideas, los hermanos recordaron pasajes de su infancia; desde su crianza en Monterrey, hasta los primeros días en la Masía del Barcelona.

"Desde pequeñitos los dos jugábamos siempre al balón, nunca nos separábamos. Mi padre era futbolista y nos inculcó la pasión por el fútbol. Nos peleábamos también, cosas de niños", apuntó Jonathan, al tiempo que Giovani añadía: "Íbamos a ver a mi padre que jugaba en un equipo en Monterrey que se llamaba La Raza".

"A los dos nos hicieron la prueba (12 y 11 años respectivamente) en el Barça (...) Vinimos con mucha ilusión. Un sueño que teníamos desde pequeños que no lo esperábamos en ese momento. El apoyo de nuestros padres fue fundamental. Lo que somos ahora es en gran parte gracias a ellos. Dos niños de 11 años irse de casa, cruzar el charco solos, sin el apoyo de la familia es muy complicado", sentenció el mundialista en Brasil 2014.