Málaga cae ante el Getafe

El mexicano Guillermo Ochoa volvió a ser suplente en el partido de la jornada 6; el conjunto del Getafe pudo vencer por la mínima (1-0) al Málaga 

Getafe vs Málaga, jornada 6
Getafe vs Málaga, jornada 6 (Twitter)

GETAFE, España

El Getafe resucitó ante un Málaga irreconocible que ni chutó a portería rival, y conquistó su segundo triunfo de la temporada con un solitario tanto de Míchel Herrero en una mañana de recital de Pablo Sarabia (1-0).

La necesidad marcaba el estado del Getafe. Cosmin Contra revolucionó su once a la desesperada, buscando soluciones de urgencia que cambiasen la peligrosa dinámica. Un solitario triunfo y apenas dos goles a favor en cinco partidos eran factores de peso para un inicio repleto de ansiedad. El Málaga, con la seguridad de haber empatado con el Barcelona, saltó al césped con mayor firmeza.

La final que había anunciado Contra la tendrían que jugar sus jugadores sin el empuje de una grada semi vacía. Lento e impreciso arrancó el duelo. Miedo al fallo en el pase que empujaba al error por los locales y demasiadas faltas en su empuje buscando la reacción. Ninguno de los dos equipos encontraba el camino adecuado al área rival. Apenas dos centros sin rematador marcaron los primeros 19 minutos hasta que el Getafe avisó. Kameni detuvo sin dificultad el primer disparo a puerta, blando de Míchel.

Todo el fútbol comenzaba a pasar por las botas de Sarabia, el futbolista con mayor calidad técnica en el terreno de juego, que a cada acción fue ganando en confianza. Encontró siempre espacios para crear y hacer daño entre líneas. Lideró el juego ofensivo del Getafe, nutriendo a sus compañeros de pases repletos de criterio. Yoda, que siempre encara al rival, chutó desviado con la zurda y Kameni vio lo que le venía salvando un nuevo error por la banda derecha de su equipo, que dejó solo a Diego Castro y chutó abajo para toparse con el portero camerunés.

En un minuto el duelo quedó marcado. A los 24 Sergio Sánchez perdonaba la única acción de peligro de un Málaga que no disparó a puerta en el primer acto. Completamente libre de marca en el segundo poste, su testarazo lo quiso ajustar tanto al poste que se le marchó por centímetros. Aún se lamentaba de la ocasión perdida cuando una acción rápida acabó en el gol que decidió el duelo.

Sarabia, como no, veía el pase al hueco al desmarque de Yoda que aguantaba bien y servía atrás a la llegada de Míchel. De zurda, en carrera, chutó con potencia al cuerpo de Kameni que no pudo quitarse de encima el balón y acabó entrando en su portería. El tanto era una liberación a la presión que sentía el Getafe. El premio a su personalidad para levantarse y dominar.

Con ventaja supo manejar el partido los jugadores de Contra. Encontrando en la pelea de Yoda y su despliegue físico el camino. Sólo le faltó al francés acierto en la culminación de sus jugadas. Cerró el primer acto con un amague con el que se marchó de tres rivales pero su disparo no inquietó a Kameni ante la ayuda de Rosales.

Las cosas no funcionaban en el Málaga y Javi Gracia busco soluciones sin esperar a la segunda parte. Al descanso mandó a la ducha a Camacho y Amrabat, dejó un único pivote defensivo buscando mayor presencia en terreno rival, pero la entrada de Juanmi y Duda no mejoró el aspecto de un equipo que acusó el desgaste físico realizado ante el Barcelona en La Rosaleda.

El triunfo del Getafe se afianzó merced a su firmeza defensiva. Alexis y Velázquez fueron un muro imposible de derribar. Al Málaga le faltó fútbol y sus intentos por corazón, nunca inquietaron a Guaita que se marchó a casa sin realizar una sola parada. Los centrales sacaron los balones aéreos que buscaban a Santa Cruz.

Se fue armando atrás el conjunto azulón y con la potencia de Sammir arriba, Sarabia encontró un nuevo socio a su exhibición de fútbol. Por cualquier rincón aparecía y asistía. Míchel la tuvo de nuevo, pero en esta ocasión su incorporación desde segunda línea la acabó con un disparo a las nubes grises de Getafe.

Con lluvia se fue despidiendo un encuentro que se afeó con un codazo de Weligton a Yoda. La intensidad del equipo de Contra hacía prever pocos apuros para conseguir su segundo triunfo de la temporada de la misma forma que derrotó al Almería en la segunda jornada. Los intentos del Málaga murieron en disparos desviados de Duda y Boka desde la frontal del área. Juanmi desperdició la última, rematando fuera en el segundo palo un centro de Rosales.