"Mi análisis de la temporada nunca será positivo": Martino

Tras ser eliminado en la Liga de Campeones y ser tercero en la liga, el 'Tata' mencionó que esta temporada no ha sido positiva

'Tata' Martino, estratega del Barcelona
'Tata' Martino, estratega del Barcelona (AP)

BARCELONA, España

El entrenador del Barcelona, Gerardo Martino, aseguró hoy que incluso si su equipo conquistara mañana la Copa del rey su análisis de la temporada que está por finalizar nunca será positivo.

"Mi análisis de la temporada nunca va a ser positivo, aunque no voy a dejar de valorar la posibilidad de ganar la Copa del rey", dijo Martino durante una rueda de prensa previa a la final de mañana ante el Real Madrid en Valencia.

Eliminado en los cuartos de final de la Liga de Campeones por el Atlético de Madrid, y tercero en la Liga española, el Barcelona se desinfló en las últimas semanas tras un fulminante inicio de temporada.

"Estoy ante la posibilidad de participar con el grupo de jugadores de una nueva final y de aportarle un nuevo título al club. Se vive con mucha intensidad".

Martino explicó por qué no siente como propio el título de la Supercopa conquistado a principios de año por el Barcelona en una final a doble partido con el Atlético, así como las diferencias con la Copa del rey.

"Me ha tocado participar de todo lo que antecedió para llegar a esta final, y en la Supercopa me encontré con uno o dos partidos producto del trabajo de otra gente. El día de mañana podré decir que me tocó ganar la Copa. No estaría tan mal, en el banco estaría en definitiva sentado yo. Me daría mucho placer el hecho de poder ganar una Copa del rey, de poder levantar un título".

"Para tener chances mañana tenemos que encontrar nuestra mejor versión futbolística", añadió el entrenador argentino, que no cree que las dos victorias del Barcelona ante el Real Madrid en la Liga tengan valor de cara al choque en el estadio de Mestalla.

"Hemos disfrutado haber ganado dos clásicos y todo terminó ahí. Ninguno de los dos clásicos implicó ganar un campeonato, y este de mañana implica ganar un campeonato, así que es un clásico diferente a los anteriores".

Martino profundizó en el mal momento de su equipo y mostró confianza en lo que los jugadores sean capaces de hacer.

"Anímicamente no tendremos ningún problema en llevar adelante la final. El problema de mañana es enteramente futbolístico".

"Barcelona ha perdido partidos aún jugando peor que los rivales, pero nunca ha ganado jugando peor que los rivales", sintetizó.

"Lo que hizo grande a este equipo es no solamente la forma en que jugaba, sino todo lo que ganaba año tras año. Sostener eso es difícil. No me parece inusto el pedido, pero también me parece ilógico que año tras año se vaya a hacer el mejor equipo de la historia".

Centro de la crítica de un sector del periodismo afín al Barcelona, Martino comentó la portada del diario "Sport", que el lunes aseguró que a fines de temporada dejará el cargo, pese a tener contrato hasta mediados de 2015, y que su sustituto será el alemán Jürgen Klopp.

"No me molesta, intuyo que debe ser una cosa bastante lógica. No sé como era la expresión, pero decían que mo llegaba a comer los turrones... Ya pasaron los turrones de Navidad y estamos por la rosca de Pascua. Comeremos la rosca de Pascua y seguiremos hasta dónde haya que seguir, intentaremos terminar mejor la temporada".

Martino analizó la fuerte presión mediática que sufrió desde que llegó sorpresivamente al puesto, que en los años anteriores había sido ocupado por dos españoles y catalanes como Josep Guardiola y Tito Vilanova.

"Es el precio de pagar el estar aquí. Los comentarios de que hay 48% de posesión con 4-0 a favor y 0-1 con 85 por ciento", ironizó, recordando las críticas a su equipo en el inicio de temporada por haber perdido en el balance global de un partido ganado 4-0 ante el Rayo Vallecano la posesión del balón.

Ante el Granada, el sábado, el Barcelona tuvo la pelota el 85 por ciento del tiempo, pero perdió 1-0 y entregó buena parte de sus posibilidades de ganar la Liga española.

"Lo que he aprendido a hacer es valorar la calidad de los comentarios. Yo también tengo que hacer un tipo de escala a los que vierten opinión, aquellos que tienen algo que aportar y los que no".

"Hay comentarios que son sanos, honestos, comentarios que a las claras no lo son. Comentarios que son verdad, que son mentira".

Martino añadió que el tipo de presión que él recibe no se puede comparar con la que sufre su compatriota Lionel Messi, centro de las críticas también tras dos malos partidos.

"A mí no se me reclaman tantas cosas como a él. Yo vivo un poco más confortablemente".

"A mí lo único que me tranquiliza de él es que a lo mejor hace dos partido en los que no tiene actuaciones como las que habitualmente hace. Si la proporción es 20 a dos, como me voy a preocupar... Hay que tener una cabeza muy fuerte, hay que ser muy valiente, hay que jugar muy bien, ser muy honesto con el fútbol para hacer lo que hace años tras año".

Martino añadió que sus jugadores lucharán por la Liga hasta el final: "Sería mucho más triste que los de arriba se equivoquen y que nosotros no estemos ahí para aprovecharlo".