Everton y Spurs empatan; Cardiff gana derbi galés

Los Spurs dominaron el primer tiempo pero no pudieron inquietar a Tim Howard, arquero del Everton, quien detuvo sin problemas disparos de Kyle Walker y Andros Townsend

Everton y Tottenham repartieron puntos
Everton y Tottenham repartieron puntos (AP)

LONDRES, Inglaterra

Everton y Tottenham desperdiciaron la oportunidad de colocarse en el segundo sitio de la clasificación de la liga Premier al empatar sin goles mientras el Cardiff venció al Swensea 1-0 en el primer clásico gales en este circuito.

Arsenal, que venció al Liverpool el sábado, tiene una ventaja de cinco puntos trascurridas 10 jornadas de la liga inglesa tras el aburrido duelo que tuvo como escenario el parque Goodison, y que hace preguntarse si Everton y Tottenham tienen las cualidades para estar entre los primeros de la tabla.

Un choque del arquero del Tottenham Hugo Lloris con Lukaku a los 77 minutos provocó que el guardameta perdiera el conocimiento


Los Spurs dominaron el primer tiempo pero no pudieron inquietar a Tim Howard, arquero del Everton, quien detuvo sin problemas disparos de Kyle Walker y Andros Townsend.

El Everton se acercó en la segunda parte con una acción del atacante Romelu Lukaku quien se tendió para rematar de cabeza un centro.

Un choque del arquero del Tottenham Hugo Lloris con Lukaku a los 77 minutos provocó que el guardameta perdiera el conocimiento. Después de que fue asistido parecía que saldría del campo pero el capitán de la selección francés decidió seguir.

Con las derrotas del Chelsea y Liverpool el sábado, un triunfo de cualquiera de los dos los habría colocado en el segundo sitio detrás del Arsenal. Tottenham avanzó dos lugares para quedar cuarto mientras el Everton permanece en el séptimo.

El otro juego del día —que se realizó bajo fuerte presencia policiaca en el sur de Gales— también se encaminaba a un empate sin goles cuando Steven Caulker remató el tiro de esquina enviado por Craig Bellamy a los 62 minutos, para que Cardiff superara al Swansea.

Swansea jugó con 10 hombres en el tiempo de descuento debido a la expulsión del arquero Michel Vorm por una falta sobre Fraizer Campbell.

Con la victoria Cardiff se separó cuatro puntos de los tres equipos que se encuentran en el sótano de la tabla —entre ellos el Swensea— pero más importante fue que sus aficionados tienen motivos para presumir al ganar lo que se denominó el duelo entre clubes más importante.

La policía estaba en alerta máxima por un juego que en años recientes ha sido marcado por la violencia. En 1993, aficionados del Swensea arrancaron los asientos y los lanzaron contra los fanáticos del Cardiff, enfrentamiento que fue denominado "la batalla del parque Ninian". A los seguidores del equipo visitante se les prohibió la entrada al estadio por los cuatro años siguientes.