Justicia deportiva brasileña salva al Fluminense del descenso

El Portuguesa alineó indebidamente lo cual le costaría ciuatro puntos, situación que salvó al tricolor de jugar en la Serie B

Fluminense de Brasil
Fluminense de Brasil (Especial)

RÍO DE JANEIRO, Brasil

El Tribunal Supremo de Justicia Deportiva de Brasil (TSJD) salvó hoy al Fluminense de su descenso a Segunda División tras sancionar al equipo del Portuguesa con la eliminación de cuatro puntos, por lo que será este último club el que pierda la categoría.

La sanción del TSJD condena al Portuguesa por alineación indebida en el último encuentro de liga que empató frente al Gremio de Porto Alegre y en el que utilizó en los últimos diez minutos a Héverton, jugador que estaba sancionado tras haber recibido una tarjeta roja dos jornadas antes.

El Portuguesa terminó la liga regular con 48 puntos, por lo que está sanción le dejó con tan solo 44, por lo que el Fluminense, con 46, quedaría situado por delante en la clasificación y disputará la próxima temporada la Primera División de Brasil.

Durante su intervención en el juicio en el que el TSJD tomó su decisión, el abogado del Portuguesa, João Zanforlim, afirmó que el descenso del club del estado de Sao Paulo "es también el descenso del derecho" y aseguró que esta decisión "instalaría el fraude" en el seno de la liga brasileña.

Asimismo, añadió que el partido por el cual el Portuguesa será sancionado era un encuentro que "no valía nada" porque tanto el Gremio como el conjunto paulista ya no se jugaban nada.

Por su parte, el abogado del Fluminense, Mario Bittencourt, aseguró que la decisión de retirar los cuatro puntos al Portuguesa "atiende al principio de la legalidad".

"Para tener moralidad es preciso la legalidad", aseguró.

Bittencourt hizo referencia al partido que enfrentó al Fluminense con el Flamengo y en el que su equipo no pudo contar con un jugador clave en su juego por sanción y añadió que "si el conjunto hubiese empatado ese partido no hubiera descendido".

De este modo, el Fluminense consigue mantener la categoría y evita un descenso que sería histórico tras comenzar la liga brasileña como vigente campeón.

A las puertas del edificio del TSJD se reunió un notable grupo de aficionados del Fluminense que festejaron la permanencia de su equipo en la máxima categoría del fútbol brasileño, mientras que un grupo de hinchas del Portuguesa, llegados para la ocasión en dos autobuses, lamentaron la decisión.