Futbol Argentina: Un muerto tras enfrentamiento de barristas

Tras el duelo de la cuarta división entre Midland y Ituzaingó, seguidores de ambos cuadros se enfrentaron, con saldo de un fallecido a causa de un impacto de bala en el abdomen

Un hombre murió por la violencia en el futbol
Un hombre murió por la violencia en el futbol (Mexsport)

Ciudad de México

La violencia en el futbol argentino volvió a cobrarse una víctima. Esta vez fue un comerciante que murió de un balazo en el abdomen en medio de un choque entre barrabravas y la policía, informó la corporación.

La víctima, de 45 años, se había asomado a la puerta de su negocio atraído por los incidentes cuando recibió un disparo que le causó la muerte, dijo el comisario mayor Hugo Santillán, titular de la jefatura de la policía de Merlo; agregó que dos elementos resultaron hospitalizados por golpes y heridas cortantes, y que en principio no hubo detenidos.

El episodio ocurrió la noche del lunes tras el partido que Midland, club que pertenece a la ciudad de Merlo, venció 2-1 a Ituzaingó en el clásico zonal de la cuarta división del balompié nacional, dijo Santillán.

"Si bien los hinchas visitantes (de Ituzaingó) no estuvieron en la cancha, una vez finalizado el encuentro decidieron dirigirse hacia la zona donde se disputó el partido aparentemente para protagonizar incidentes", destacó Santillán.

Por la ola de violencia, los visitantes tienen prohibido el ingreso a las canchas en todas las categorías.

Según el jefe policial, el grupo de violentos lo formaban unas 200 personas que "mientras venían, rompían los vidrios de los comercios y golpeaban a la gente".

La policía intervino disparando balas de goma para dispersar al grupo y los hinchas respondieron con balas de plomo, dijo Santillán. Una de las balas de plomo impacto en Santiago Godoy, asomado en la puerta de su negocio de venta de baterías para automotores, quien murió poco después en un hospital.

Santillán, en este caso según la agencia estatal de noticias Télam, dijo que los disparos partieron de los hinchas, aunque ese mismo policía aclaró que el fiscal que entiende en la causa, Fernando Capello, ordenó la incautación de las armas que portaban los policías para peritarlas.

Desde la instauración del futbol profesional en 1931, unas 300 personas murieron por episodios de violencia dentro y fuera de las canchas, siete de ellas durante este año, incluyendo al comerciante.