Gira benéfica de Fundación Messi, bajo sospecha

En España, autoridades investigan los duelos a beneficio que la entidad del jugador argentino realizó en países como México, Colombia y Perú

Lionel Messi, en un entrenamiento en Brasil con Argentina
Lionel Messi, en un entrenamiento en Brasil con Argentina (Reuters)

MADRID, España

Lionel Messi vuelve a ser noticia, y no precisamente por sus logros en las canchas, en la reapertura de un caso judicial. Y es que la Guardia Civil española investiga todos los movimientos financieros de la Fundación del crack argentino, ya que sospecha que podría haber recibido importantes sumas económicas, provenientes del narcotráfico para ser blanqueadas.

El caso no es nuevo, ya en el 2013 Messi y varios de sus compañeros culés declararon ante los agentes de la benemérita por este asunto.

Según el periódico El País, los investigadores de la Unidad Central de Operativa (UCO) van a revisar todos los movimientos de la Fundación Lionel Messi, y que ahora mismo se encuentra concentrado con la selección albiceleste para jugar el Mundial de Brasil.

En concreto, la gira de partidos benéficos "Amigos de Messi", que se realizó (en 2012- 2013) en Perú, México y Colombia, es considerada por la Guardia Civil como "sospechosa".

El modus operandi para blanquear el dinero era sencillo: se hacía creer que los estadios se llenaban y que las entradas, al tratarse de eventos benéficos, generaron mucho dinero porque fueron adquiridas a precios elevados. La realidad es que los escenarios nunca registraron los supuestos llenos. Al finalizar los partidos, se hacía la entrega simbólica de un cheque a las organizaciones benéficas locales; sin embargo, algunas de éstas denunciaron que jamás recibieron nada.

De acuerdo a lo publicado por dicho diario, están bajo sospecha cinco transferencias bancarias de casi un millón de euros, efectuadas por los organizadores de la gira, al paraíso fiscal de Curazao, en las Antillas Holandesas. El dinero se habría movido por diversas sociedades del mismo Curazao, Panamá, Perú, Colombia, Argentina, Hong Kong, Estados Unidos, España y México.

Las investigaciones de la Guardia Civil van tan avanzadas que, incluso, cuentan con anotaciones hechas a mano en los justificantes de esas transferencias que sugieren que los destinatarios del dinero fueron "G. Marín-Messi", el responsable de gestionar los juegos de la "Fundación Lionel Messi".

Uno de los siguientes pasos que dará la benemérita es interrogar a Marín, un argentino que aparece junto a Messi como presunto destinatario de cinco transferencias bancarias que se acercan al millón de euros. Dichas cantidades, que no han tributado en Hacienda, fueron remitidas a una sociedad radicada en Curazao, la empresa colombiana Total Conciertos, la misma que organizó (en 2012) la gira española del cantante Vicente Fernández, y que la Guardia Civil sigue investigando por presunto lavado de dinero, en total 6.8 millones de dólares.

Pero en el "caso Messi", las primeras investigaciones apuntan a que hubo pagos a los jugadores que intervinieron, entre los que se encontraban los barcelonistas Dani Alves y el portero José Manuel Pinto, el mejor amigo del crack argentino en el Barcelona. Los tres jugadores, junto a Javier Mascherano, declararon ante la Guardia Civil en el 2013 y desmintieron haber cobra "ni un euro".

Messi explicó ante los agentes, sobre Marín, que "es un empresario argentino que conozco desde 2006 y organiza los partidos de mi fundación, la Lionel Messi. No hay ninguna relación entre él y mi fundación".

Le preguntaron por quién de su familia mantiene contactos con Marín, y 'Leo' dijo que "yo no, el que contacta es mi padre", que también desmintió haber recibido dinero.

Las pesquisas se centran en cada uno de los países mencionados, aunque en Colombia, Estados Unidos y España van muy avanzadas. En Perú y México, la Guardia Civil busca a los hombres que están detrás de diversas sociedades que aparecen como organizadoras en esos países de juegos anunciados con carácter "benéfico".

Por lo pronto, el juzgado de instrucción número 51 de Madrid ha abierto diligencias por los delitos de blanqueo y fraude fiscal.