Ahora, díganme 'míster': Palencia

Francisco Palencia ha comenzado su trayectoria como entrenador en España, y en el juvenil Sant Cugat realiza sus prácticas para asumir mayores retos; le gustaría dirigir en la Liga MX 

Palencia con su cuerpo técnico y el equipo del Sant Cugat
Palencia con su cuerpo técnico y el equipo del Sant Cugat (Cortesía Sant Cugat )

Ciudad de México

Un teléfono móvil no deja de sonar en Barcelona. Es el de Francisco Palencia. Reside desde hace algunos años en esta región de España, donde no solo administra un restaurante de comida mexicana, también, ha logrado ejercer parte de su preparación como entrenador. Desde tierras lejanas, el ex jugador atendió vía telefónica a La Afición, para hablar de su presente, uno no muy distinto al entorno de concentraciones previas a sus juegos de antes.

Hoy, Paco es el responsable del primer equipo de Sant Cugat (el Juvenil A), un cuadro de formación, que coloca a futbolistas jóvenes de la región en equipos de distintas categorías, que se encarga de foguearlos, para que tengan experiencia y puedan acercarse al profesionalismo. Es una especie de cantera, que, por si fuera poco, también tiene sociedades con el Barcelona del máximo circuito.

"Estoy muy contento, disfrutando, cada día me gusta más este camino. Me siento satisfecho e ilusionado con la oportunidad que se me abrió acá; es una manera de empezar lo que deseaba desde hace mucho tiempo, que es entrenar. Aquí trabajamos con chicos que después terminan jugando en distintos equipos, sobre todo de la zona, como el Hospitalet, el Cornella y hasta el Espanyol. Nosotros les damos esa preparación previa".

Fue Marcos Reina, ahora auxiliar de Palencia y coordinador de futbol once del Sant Cugat, quien se encargó de encaminar a Paco al banquillo del cuadro juvenil; bastaron un par de charlas para que el antiguo futbolista se con venciera de que no existía mejor comienzo de su trayectoria como timonel, que formando a chicos con grandes aspiraciones: "surgió una compatibilidad inmediata de cómo vemos el futbol; no dudé en que sería adecuado venir acá", asume.

En la cancha, Palencia dejó la imagen de jugador entregado, con técnica, pero que no renunciaba a mancharse las medias por colaborar en defensa, que daba órdenes, que era un líder; en la actualidad, es un estratega que gusta de la táctica y de formaciones ofensivas, aunque sabe cuando recular; los técnicos que le dirigieron le marcaron las enseñanzas que ahora pregona.

"Aquí realizamos entrenamientos de concepción futbolística, de formación integral, más allá de la memorización de los movimientos en la cancha. Me gusta inculcarle valores de este juego a los chavos, trato de transmitirles mis experiencias; para mí, la táctica fija es fundamental, así como la disciplina entre líneas, para ofender y defender. Utilizo un 4-2-3-1 como alineación básica, pero depende, como siempre, de la condiciones del juego; 4-4-2 y 4-3-3, son otras de mis opciones".

El Sant Cugat es la base de la formación como entrenador de Palencia. Paco desea seguir avanzando en su nueva etapa profesional y, ya sea en la Liga MX o en el balompié español, quiere dirigir en el máximo nivel de competencia; sabe que el Espanyol es una posibilidad en un futuro, pero va despacio, sin perder de vista que su camino recién comienza.

"Estoy en este momento homologando mi título de entrenador acá en España, pero en el alto rendimiento, en Primera División, uno sueña con eso; tampoco descarto volver a México y sigo a la espera de la oportunidad. Hay mucho cariño con la gente del Espanyol (jugó ahí), se puede decir que soy de casa, pero me sigo preparando para estar listo cuando llegue esa u otra oportunidad. Con el Sant Cugat tengo la posibilidad de conocer más la cultura del jugador, me estoy enriqueciendo en ese sentido".

LA LIGA MX, DE CERCA

Algunos desvelos le han costado a Palencia el mantenerse al tanto del futbol mexicano, esto por la diferencia de horas entre la Liga MX y Europa, pero cada vez que puede, Paco analiza desde la comodidad de su hogar en Barcelona, la actualidad de nuestro balompié, y por supuesto, la de sus Pumas, a quienes les desea la mayor de las fortunas en el ya iniciado Torneo Clausura 2016 y la Copa Libertadores.

"Sigo el futbol de mi país, por supuesto, no tanto como cuando estaba allá, pero sí me desvelo a veces para ver partidos; Pumas no ha empezado del todo bien, pero creo que es normal, luego de un torneo como el que vivieron el semestre pasado, tienen en Memo Vázquez a la persona adecuada para seguir cosechando logros. Hay una plantilla competitiva y ahora que entren a la actividad de la Copa Libertadores, se podrá ver aún más la calidad de sus futbolistas".