Fluminense podría no jugar

Después de ser atacados por los hinchas, jugadores del club brasileño analizan no jugar; Fred ha sido el futbolista más cuestionado por los aficionados, piden su salida

Ciudad de México

Fred, el criticado delantero de la selección brasileña durante el Mundial, advirtió que él y sus compañeros del Fluminense se abstendrían de jugar este fin de semana, tras la conducta amenazante de algunos hinchas a raíz de las derrotas recientes.

Unos cuantos seguidores del Fluminense gritaron insultos a los jugadores, les lanzaron objetos y golpearon sus autos el jueves, cuando el equipo salía del aeropuerto de Río de Janeiro, al que llegaron tras su derrota por 1-0 ante Chapecoense, su tercera en fila.

Los hinchas les llamaron "mercenarios" y las lanzaron monedas. Uno le dijo a Fred que saliera del club.

Las autoridades no permitieron que los jugadores salieran por la puerta principal debido a la protesta pero los hinchas encontraron la salida alterna y golpearon los autos cuando abandonaban el sitio.

Fred, cuyo desempeño con Brasil fue muy cuestionado, publicó la advertencia en una de sus cuentas en redes sociales.

"Si las autoridades y funcionarios del club no hacen algo y estos cobardes invaden Laranjeiras (sede del club) para atacar a los jugadores, como capitán reuniré al grupo y Fluminense no jugará el domingo. Ellos usarán sus armas y nosotros las nuestras", señaló.

En el comunicado, que se acompaña con una fotografía de Fred y de los otros 10 jugadores del Fluminense, el atacante dijo que estos fanáticos son "vándalos" y consideró "increíble y lamentable que en 2014, luego de ser sede del Mundial, Brasil aún tenga que lidiar con esta clase de barbarie".

Fluminense se encuentra en el quinto sitio en la tabla de la liga brasileña, en la que participan 20 equipos, a siete puntos del Cruzeiro, líder del torneo. El "Flu" no ha ganado en cuatro partidos.

Una de las tres derrotas del club fue un humillante 5-2 contra el modesto América de Natal, en la Copa.

Fred, de 30 años, recibió duras críticas por su decepcionante actuación como titular de la selección brasileña, con la que sólo anotó un gol.

Sus problemas continuaron a su llegada al Fluminense, ya que falló un penal en la derrota por 2-0 contra el Botafogo el domingo; los aficionados pintaron letreros con la frase "fuera Fred" en la sede del equipo.

Fluminense ganó la liga brasileña en 2010 y 2012 pero apenas pudo salvarse del descenso el año pasado y sólo se quedó en la división mayor porque a otro equipo se le descontaron puntos por usar a un jugador suspendido en la última ronda del torneo.