Parecía tan lejana... Hasta que llegó

Real Madrid, en la prórroga, venció 4-1 al Atlético de Madrid en la Final de la Champions League

Real Madrid levanta la Orejona
Real Madrid levanta la Orejona (Reuters)

Ciudad de México

Y llegó la décima Champions para el Real Madrid. Esa que parecía tan lejana cuando a dos minutos de que terminara el partido, con el uno a cero en contra, todo parecía perdido.

Todo encumbraba al Atlético de Madrid, todo menos su historia de sufrimientos y grandes desdichas, esas que se forman en las derrotas tristísimas que sólo se producen en las finales.

Ganó el Real Madrid la décima y pese a que parecía perdida, lo hizo de forma justa. El empate con ese cabezazo impecable de Sergio Ramos, en el minuto tres de cinco de tiempo suplementario, recompuso todo para los merengues.

En los tiempos extras aplastaron a un rival que había entregado todo, un equipo de guerreros que se quedó sin energía para mover las piernas y con sólo el corazón no se pueden ganar estos partidos.

El 4-1 con el que terminó el partido suena demasiado cruel para lo que se vió en Lisboa. Pero a nadie le importa el margen tan favorable que se estableció en el marcador, ni a los ganadores ni a los derrotados.