Por la gloria en Milán

El Real Madrid busca su undécima Champions League, mientras el Atlético va por la primera, aunque sin pensar en la derrota del 2014 en Lisboa


La orejona espera a su nuevo poseedor
La orejona espera a su nuevo poseedor (Tomada de Internet: http://es.uefa.com/)

Ciudad de México

El estadio de San Siro repite el derbi más grande de la historia, el que jugarán Real Madrid y Atlético de Madrid por el título de la Liga de Campeones, entre la undécima del conjunto merengue y la revancha del rojiblanco de aquella goleada (4-1) de hace dos años en Lisboa.

El Atlético no quiere hablar de revancha, sino de “nueva oportunidad” en la Champions, aunque aquel encuentro marcó a equipo, cuerpo técnico y aficionados por la forma tan cruel de la derrota, con el 1-1 de Sergio Ramos en el minuto 90+3 y una prórroga agónica.

Desde entonces, ese título, el único que le falta al Atlético y al entrenador Diego Simeone, es su gran ambición. Hoy las cosas son diferentes.

En Milán se verá reafirmación del Real Madrid de Zinedine Zidane y sus incontestables individualidades, con Cristiano Ronaldo, Gareth Bale, Karim Benzema, Luka Modric contra el Atlético, un equipo por encima de todo, un bloque capaz de eliminar a Barcelona y Bayern Múnich, pero también con un talento indudable en sus futbolistas. Un partido de alta tensión, tremenda rivalidad, que promete mucha táctica, mucha intensidad y mucha ambición desde uno y otro lado.

El Atlético habla del contragolpe de su rival, de presionar arriba y golpear primero en el marcador; el Real Madrid no desvela sus cartas. Al contragolpe, con espacios, es temible; con la posesión también, sobre todo por toda la pegada de su ataque.

La fórmula de Zidane

Zinedine Zidane tiene la receta para ganarle al Atlético de Madrid, sencillo y práctico: “correr correr, correr y correr”.

“Seguro que primero tienes que defender bien, sobre todo cuando no tienes el balón y, después, tenemos nuestras armas para atacar, pero lo que hay que hacer mañana es correr, correr, correr y correr”, aseguró el técnico francés.

Además, Zizou aseguró que aunque “será un partido complicado, estamos preparados para sufrir. Nosotros también sabemos sufrir y mañana (hoy) es lo que nos va a tocar seguramente, pero en una fi nal si quieres ganar tienes que sufrir”.

Zidane, que vivió dos fi nales de Champions como jugador (una derrota con la Juventus y un triunfo con el Real Madrid) y una como adjunto de Carlo Ancelotti en el club blanco en la fi nal de Lisboa de 2014, admitió que la fi nal del hoy en San Siro es diferente. “Lo viví como jugador, pero es completamente diferente como entrenador y Carlo Ancelotti me lo dijo antes de Lisboa: ‘¡Ojalá un día lo vivas como primer entrenador!’... y aquí estamos”, concluyó.

Pocos como el Atlético

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone, aplaudió a sus jugadores por haber conseguido situar al equipo entre los mejores del mundo y haber alcanzado por segunda vez en tres temporadas la final de la Liga de Campeones, que disputarán el sábado ante el Real Madrid.

 “La continuidad y el trabajo te acomoda y te posiciona en uno de los lugares privilegiados de los mejores equipos de Europa. Hay pocos equipos mejores que el Atlético”, afirmó en la conferencia de prensa de la víspera del partido. “Mejores que nosotros el Barcelona, el Bayern, el Madrid y pocos más. Tenemos estabilidad, competencia de trabajo dentro y fuera (del campo) y eso nos sitúa en una posición de privilegio”, apuntó.

En cuartos de final, el Atlético eliminó al Barcelona y en semifinales al Bayern, por lo que ahora quiere terminar el trabajo contra el Real Madrid. “Nos costó tanto en la ida en Barcelona como en la vuelta en Múnich, pero a doble partido hemos resuelto muy bien las eliminatorias, con mucha inteligencia, sobre todo en los partidos de casa. No te da la seguridad de nada haber ganado a dos de los mejores equipos del mundo, pero nos presenta esta oportunidad, estar aquí y ver uno de los estadios más lindos del mundo. Aquí la presión, el ambiente, te hace respirar futbol puro”, afirmó.

Simeone llegó al club a finales de 2011, con el equipo en una profunda crisis, y en sus cuatro años y medio ha conquistado una Europa League, una Liga española y una Copa del Rey, entre otros éxitos. Antes de la fi nal de este sábado en Milán, dirigió ya a los rojiblancos en la final de Champions perdida por 4-1 ante el Real Madrid en Lisboa en 2014.