El camino de Suárez al Barcelona

Luis Alberto Suárez, nuevo refuerzo del Futbol Club Barcelona, es un jugador que no puede jactarse de haber pasado por muchos equipos de élite en Europa, pero sí presumir de haber conseguido palmarés importantes con el Ajax y el Liverpool 

Luis Suárez con el Liverpool
Luis Suárez con el Liverpool (Reuters)

Ciudad de México

Suárez inició su carrera como futbolista profesional en el Nacional de Montevideo, su hambre de goles y su efectividad dentro del equipo le abrió las puertas para dar el salto hacia el viejo continente; los ojos del Club Groningen de Holanda se centraron en el jugador charrúa.

Su estancia con el equipo Groningen duró solo una temporada, al siguiente año el equipo del Ajax lo compraría por 7.5 millones de euros.

EL MANDAMÁS DEL AJAX

En su primera temporada, Suárez formó una dupla con el holandés Klaas-Jan Huntelaar marcando 48 goles entre los dos; ya para la temporada 2008-2009 y bajo el mando de Van Basten, el uruguayo marcó 22 goles y se consagró como el mejor jugador de la escuadra holandesa.

El tercer año del charrúa con el equipo de Ámsterdam sería fructífero, la llegada al banquillo de Martin Jol le daría la capitanía, su efectividad goleadora aumentó a 49 goles en 48 partidos; en la Copa de Holanda Suárez se convertiría en goleador y campeón con el Ajax, sólo bastó un encuentro en esta competencia para que el delantero se hiciera con seis goles ante el WHC neerlandés y lo enmarcaría como el jugador uruguayo con más notaciones en un equipo europeo.

Esto le bastaría para convertirse como el máximo romperredes extranjero en una temporada en la Liga de Holanda.

HUELLA EN EL LIVERPOOL

En 2011 llegaría al Liverpool, siendo uno de los fichajes más caros de los 'Reeds'; el astro uruguayo, quien le fue entregado el número '7', el cual habían portado grandes leyendas del equipo inglés, dejaría huella con sus cifras goleadoras con el club.

En la temporada 2011-2012 ganaría su único título con el equipo Rojo, pero también su historial en la Liga inglesa sería manchada por los insultos racistas hacia el jugador del Manchester United, Patrice Evra.

Al siguiente año, Suárez se convertiría en el máximo goleador con 33 anotaciones en 44 partidos y cabeza del Liverpool.

En su último año el delantero sudamericano anotaría 13 goles en nueve partidos, la escuadra estaba viendo la mejor versión de Suárez; terminó el torneo como goleador ganado la Bota de Oro de Europa e Inglaterra.