Federación Brasileña quita nombre del ex presidente Marin de su sede

El retiro del homenaje a Marin se produjo horas después de que la CBF anunciara anoche la separación del dirigente del cargo de primer vicepresidente de la CBF que ocupaba desde abril

El edificio de la sede de la Confederación Brasileña de Futbol en Río de Janeiro amaneció hoy sin el nombre de su ex presidente José Maria Marin
El edificio de la sede de la Confederación Brasileña de Futbol en Río de Janeiro amaneció hoy sin el nombre de su ex presidente José Maria Marin (Reuters )

RÍO DE JANEIRO, Brasil

El edificio de la sede de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en Río de Janeiro amaneció hoy sin el nombre de su ex presidente José Maria Marin, detenido el miércoles en Zúrich en el marco de un escándalo de corrupción investigado por la justicia estadounidense.

El retiro del homenaje a Marin se produjo horas después de que la CBF anunciara anoche la separación del dirigente del cargo de primer vicepresidente de la CBF que ocupaba desde abril, cuando entregó el comando del ente rector a su delfín Marco Polo del Nero.

La quita del nombre de Marin había sido demandado públicamente por el ex jugador Alex, uno de los líderes del movimiento Bom Senso FC (Sentido Común Futbol Club), que lucha por cambios profundos en la estructura del fútbol brasileño.

"Que el edificio de la linda sede de la CBF en Río de Janeiro se llame José Maria Marin es una broma de pésimo gusto. Que hagan homenajes a alguien que haya hecho algo en favor de nuestro fútbol", dijo el miércoles el ex mediocampista a través de las redes sociales.

La CBF anunció en la noche del miércoles su decisión de separar temporalmente a Marin de la directiva de la entidad, y precisó que la suspensión del ex presidente persistirá "hasta la definitiva conclusión del proceso" iniciado en su contra por la justicia de Estados Unidos.

Además, la entidad anunció que volverá a analizar todos los contratos firmados por la CBF en gestiones anteriores a la del actual presidente.

La separación de Marin fue anunciada horas después de que, en otro comunicado, la CBF instara a evitar condenas anticipadas en el caso de la detención de Marin, conjuntamente con otros altos directivos del fútbol acusados de corrupción.

En esa primera nota, la CBF hizo referencia a "los graves sucesos" de este miércoles en Suiza, aseguró que "apoya totalmente cualquier investigación" pero, al mismo tiempo, enfatizó que la entidad "aguardará, en forma responsable, su conclusión, sin cualquier juicio de condena o absolución previa".

"La nueva gestión de la CBF, iniciada el 16 de abril de 2015, reafirma su compromiso con la verdad y la transparencia", concluye la nota divulgada en la página web de la entidad.

Marin y otros seis altos directivos del fútbol fueron detenidos por la policía suiza acusados de corrupción, tras una investigación de la justicia estadounidense.

El dirigente brasileño detenido hoy asumió el comando de la CBF en marzo de 2013, tras la renuncia de su aliado Ricardo Teixeira, en medio de acusaciones de corrupción.

El octagenario Marin formó parte asimismo el comité organizador del Mundial de Brasil 2014 y abandonó su cargo en la CBF hace poco más de un mes.

En un contacto con la prensa sostenido el miércoles en Zúrich, donde participa en las elecciones para la presidencia de la FIFA, Del Nero negó saber nada sobre los cargos que pesan sobre su predecesor: "Tengo que analizar lo que pasó. Tengo que saber su comportamiento, no tengo la menor idea".

Las detenciones en Suiza fueron realizadas a petición del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que acusa a los dirigentes y a empresarios de montar una trama de sobornos en la venta de derechos de comercialización de partidos y torneos internacionales.

Entre los campeonatos investigados por los fiscales norteamericanos está la Copa do Brasil. Sin embargo, Del Nero, que sucedió en abril a Marín en el cargo, aseguró que los contratos son de una época anterior.

"Son contratos que fueron firmados antes de la administración de Marín, no tenemos ningún contrato firmado después", dijo el dirigente de 74 años, que aseguró no haber hablado con Marín, de 83.

Los fiscales norteamericanos investigan también los contratos de patrocionio firmados entre la CBF y Nike, aunque el comunicado del Departamento de Justicia no menciona a la empresa y sólo habla de "una gran compañía de ropa deportiva de Estados Unidos".

"Lo de Nike es del año 2000 o no sé cuánto", dijo Del Nero, remitiendo a los años en los que el jefe era Ricardo Teixeira, que presidió la federación de 1989 a 2012 y renunció también en medio de acusaciones de corrupción.

En cualquier caso, Del Nero admitió que la operación daña la imagen de la CBF: "Lógicamente no es bueno, es pésimo, pero hay que saber qué ha pasado", señaló.