Federación alemana confirma apoyo a Infantino

El organismo rector del futbol alemán, la Federación Alemana de Futbol, confirmó su respaldo a Gianni Infantino para la presidencia de la FIFA, quien actualmente se rige como representante de la UEFA 

Gianni Infantino secretario de general de la UEFA
Gianni Infantino secretario de general de la UEFA (Reuters)

FRANKFURT, Alemania

La Federación Alemana de Futbol (DFB) confirmó hoy oficialmente su apoyo a la candidatura del suizo Gianni Infantino en la elección presidencial de la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA).

Tal como se esperaba, el consejo de la DFB dio su respaldo al secretario general de la UEFA durante una reunión del órgano en Fráncfort.

"Infantino es el candidato de Europa y el mejor candidato. A través de su trabajo como secretario general de la UEFA conoce cada aspecto del futbol, es admirado internacionalmente y habla seis idiomas", señaló Reinhard Rauball, el presidente interino de la federación alemana.

"Con su reputación y experiencia tiene los atributos necesarios para realizar los cambios estructurales que se necesitan y afrontar los desafíos", añadió.

La decisión de la DFB ya había sido adelantada el martes por su secretario general, Helmut Sandrock, quien afirmó entonces que apoyarían al principal candidato europeo, es decir, Infantino.

Ahora, la federación alemana llevará su postura al comité ejecutivo de la UEFA (Unión Europea de Futbol Asociado), que se reúne el viernes por vez primera en 2016.

Entre los candidatos europeos a suceder al suspendido Joseph Blatter también está el francés Jerome Champagne, aunque sus posibilidades son consideradas menores.

Además, se presentarán a las elecciones del 26 de febrero el jeque bahreiní Salman bin Ibrahim Al Chalifa, actual jefe de la Confederación Asiática, el príncipe jordano Ali bin Al Hussein, y el sudafricano Tokyo Sexwale.

Infantino, de 45 años, presentó el martes su programa de gobierno y entre sus promesas habló de la expansión de los Mundiales de 32 a 40 equipos y la posibilidad de que la gran cita del futbol se juegue en más de dos países o incluso en una región entera. Además, se comprometió a transparentar la FIFA y distribuir más recursos entre las federaciones nacionales y las confederaciones.

La candidatura de Infantino surgió ante la caída en desgracia del francés Michel Platini, el suspendido presidente de la UEFA, quien ya renunció a su candidatura en la FIFA como consecuencia de las investigaciones por corrupción que afronta.